Alberto Núñez Feijoo, Juan Carlos Quer y Juan José Cortés, este domingo en A Pobra - MIGUEL MUÑIZ

«Habrá un antes y un después de la muerte de Diana»

Centenares de personas despiden en un emotivo acto en A Pobra a la joven madrileña asesinada en agosto de 2016

A Pobra do Caramiña (La Coruña)Actualizado:

Apenas un mes después de que el asesino de su hija fuese capturado, el padre de Diana Quer ha regresado a la localidad donde veraneaba con su familia para agradecer a sus gentes el cariño demostrado «durante estos 500 días de un calvario que se ha hecho más llevadero gracias a su apoyo». Tras una misa en la iglesia municipal en la que ha estado acompañado por el presidente de la Xunta, representantes de los cuerpos policiales y a la que también han acudido los investigadores que se hicieron cargo de la desaparición, Juan Carlos Quer ha asistido a un encuentro con los vecinos, que le han querido transmitir «en persona» el pésame del pueblo por el fatal desenlace.

Muy emocionado y con la imagen de Diana de fondo, Quer ha manifestado que su hija le «sonríe desde el cielo» y que después de su muerte «habrá un antes y un después». Además de agradecer el apoyo brindado por todos los voluntarios que buscaron a Diana en los primeros días, Juan Carlos Quer ha insistido de nuevo en la necesidad de mantener la prisión permanente revisable dentro del Código Penal español, recalcando que él «está en contra de la cadena perpetua». Lo ha hecho flanqueado por el presidente del Gobierno gallego y por el padre de la niña Mari Luz, con el que se ha fundido en un abrazo.

Ambos han visitado este fin de semana la Comunidad gallega para solicitar a la ciudadanía su apoyo a la plataforma «Tu protección es nuestra lucha» que pretende evitar la derogación de la prisión permanente. La iniciativa suma más de dos millones de firmas en menos de diez días.