El gobierno gallego toma posesión La oposición tilda al Ejecutivo de «falto de ideas y continuista»

Villares ve «falta de ambición» y Pontón que la Xunta es una «lanzadera para las municipales»

Los portavoces de la oposición, Villares, Pontón y Leiceaga
Los portavoces de la oposición, Villares, Pontón y Leiceaga - MUÑIZ

La oposición de izquierdas y nacionalista siguió el mismo guión para valorar el nuevo Gobierno de Alberto Núñez Feijóo. Tanto Luís Villares como el socialista Leiceaga y la nacionalista Pontón introdujeron en sus declaraciones el término «continuidad» para referirse a los integrantes de la nueva Xunta. Los matices también pueden asociarse ya que la izquierda deposita pocas esperanzas en el equipo recién conformado por el presidente.

Se anticipó el líder de la oposición, Luís Villares, quien aseguró en rueda de prensa que el titular de la Xunta planteó su equipo como «una continuidad en positivo», cuando, «más bien, es una reincidencia en negativo». Acto seguido, consideró necesario un «cambio de políticos» y de políticas». El portavoz rupturista lamentó la situación de «continuidad» tanto en ambos sentidos y consideró «sorprendente» que después de la «contestación social» que tuvieron distintas iniciativas de la Xunta «no se haga una reconsideración». Puso como ejemplo las protestas sociales ante el proyecto de Ley de Acuicultura, el «rechazo» al apoyo de la Consellería de Educación a la Lomce o los «precios leoninos» que aún reciben los ganaderos gallegos por la leche.

Finalmente, desde En Marea se echa en falta «ambición» para dotar a Galicia de un mayor autogobierno, como «quedó claro en el debate de investidura del presidente».

El ritmo tampoco varía en la bancada socialista. Fernández Leiceaga intuye que la renovación en sus puestos de los conselleiros puede responder a que el presidente gallego haya tenido «dificultades para incorporar nuevos perfiles». Además, añadió que que no presentar «ninguna novedad» supone en sí mismo «una declaración de intenciones». «No hay ninguna reflexión autocrítica sobre lo que se hizo hasta ahora», incidió no sin señalar el «difícil encaje» de las declaraciones del presidente sobre la apertura de «una nueva fase» con el mantenimiento de la misma estructura del gobierno.

El portavoz socialista detecta «una cierta dosis de agotamiento» en el proyecto que encabeza Feijóo. Y para concluir su valoración, lamentó que no se vea «reflejado en el gobierno» que este mandato debe tener «un claro perfil social» y de apuesta por la recuperación del empleo. «Es una cierta decepción que no haya esta traslación», dijo.

«Promociones»

Por su parte, la nacionalista Pontón buscó un tercer elemento para diferenciar su valoración del resto de grupos. La diputada acusó a Alberto Núñez Feijóo de mantener a todos sus conselleiros con el objetivo de «promocionar a alguno» de cara a las futuras elecciones municipales y no «porque piense que lo hacen bien» y que «no tienen nada en que mejorar». La portavoz nacional del Bloque censuró el «inmovilismo» del titular del Gobierno gallego al argumentar que su «triunfalismo es inútil» para mejorar la vida de los gallegos. «Feijóo desaprovechó la oportunidad que le dieron los ciudadanos para hacer algo diferente, algo mejor para el conjunto del país», consideró la líder frentista. Por todo ello, acusó al también presidente del PPdeG de configurar su nuevo gobierno «no en clave de lo que le interesa a Galicia», sino «en clave de lo que se interesa en este momento al PP».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios