Galicia

La gastronomía gallega, pendiente de su posible primer dos Estrellas Michelin

Pepe Solla vuelve a estar en las quinielas para alcanzar esta ansiada distinción

El chef Pepe Solla, al frente del restaurante Casa Solla, en Poio, un Estrella Michelin
El chef Pepe Solla, al frente del restaurante Casa Solla, en Poio, un Estrella Michelin - MIGUEL MUÑIZ

Todo son elucubraciones sobre los nuevos Estrellas Michelin hasta que esta noche se desvele el veredicto de la Guía Michelin 2017. Pero una vez más la gastronomía gallega vuelve a soñar con incorporarse este jueves al club de los dos Estrellas.

El año pasado muchos creyeron que ese salto se produciría y que Pepe Solla recibiría esta distinción precisamente en Santiago, pues el evento se celebró en el Hostal de los Reyes Católicos de la capital. Pero no hubo suerte para Casa Solla, en la localidad pontevedresa de Poio, uno de los restaurantes más veteranos de esta selecta guía que se actualiza anualmente.

Esta podría ser la ocasión, en opinión de algunos críticos, entre ellos Carlos Maribona, quien en su blog en ABC, «Salsa de Chiles», incluye su nombre entre los aspirantes a las dos Estrellas Michelin, una categoría a la que se sabe que se incorporarán siete chefs. Su quiniela cita también a Culler de Pau, regentado en O Grove por Javier Olleros, aunque con menos posibilidades.

Entre los posibles nuevos un Estrella Michelin no destaca ningún nombre gallego, aunque sí que figura el Alabaster madrileño, una firma vinculada al coruñés Alborada, de Iván Domínguez. La gala en Gerona, en la masía de los hermanos Roca, resolverá todas las dudas. Los trece Estrellas Michelin gallegos aguardan buenas noticias.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios