Galicia

Galicia fue la única comunidad que bajó su deuda durante el segundo trimestre

El ratio endeudamiento/PIB gallego se reduce al 18,9%, seis puntos menos que la media de las autonomías, la mayor diferencia alcanzada nunca antes

Alberto Núñez Feijóo y Alfonso Rueda, ayer en el Consello de la Xunta
Alberto Núñez Feijóo y Alfonso Rueda, ayer en el Consello de la Xunta - EFE

El Banco de España colocó ayer a Galicia como la única comunidad autónoma que redujo su deuda en el segundo trimestre del año. Entre abril y junio, el endeudamiento público cayó hasta el 18,9 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB). Con ello, se sitúa casi seis puntos por debajo de la media autonómica, que ascendía al terminar el primer semestre de este 2016 al 24,8 por ciento. De este modo, Galicia es la quinta comunidad con menor ratio de deuda/PIB (la cuarta si se excluye a País Vasco, que dispone de régimen foral propio) después de Madrid, Canarias y La Rioja, lo que supone mejorar un peldaño. Este resultado representa a su vez, como apuntan desde la Consellería de Facenda, que el diferencial positivo de Galicia con la media de las comunidades sea de 5,9 puntos, «el mejor de la historia».

El ranking estatal coloca a Madrid en cabeza con un 14,2 por ciento, País Vasco con 15,6, Canarias con 15,7 y La Rioja con 18,6. Después aparece Galicia, en el primer tercio de una tabla que cierran Baleares con el 30,7 por ciento, Castilla-La Mancha con el 35,8, Cataluña con el 35,9 y la Comunidad Valenciana, disparada al 41,7.

La intención es seguir mejorándolo, pues «la previsión de la Xunta es que este indicador siga descendiendo en los siguientes trimestres hasta situarse en el entorno del 18,5 por ciento a final de año», indican las mismas fuentes. Esto haría que 2016 sea el primer año en el que la Xunta rebaja su deuda desde el inicio de la crisis, después de haberla mantenido estabilizada a lo largo de 2014 y 2015. La situación ha variado de manera notable con respecto a la etapa del gobierno bipartito entre PSdeG y BNG, pues Galicia es la comunidad que menos ha aumentado su volumen de deuda desde 2008, un año en el que ocupaba el cuarto puesto de las más endeudas en la clasificación estatal. Esta gestión ha permitido «alcanzar un ahorro de 85 millones de euros en gastos financieros», subrayan desde Facenda. Recuerdan, asimismo, que «en términos absolutos la deuda gallega supone el 3,9 por ciento del total de España, ya que a Galicia le corresponden  10.727 de los 273.199 millones del conjunto de las comunidades autónomas». Esto es debido, matizan, «al peso de Galicia en el conjunto del Estado en términos de PIB o de población».

Pago a proveedores

Este control de la deuda se une al cumplimiento del déficit, al que Galicia fue la única que se ciñó junto a Canarias y País Vasco en 2015. Además, Facenda pone en valor que también hay «una mayor agilidad en los tiempos de pago a proveedores». En concreto, la Xunta fue también en el primer semestre una de las mejor posicionadas en la clasificación nacional, según los datos recopilados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. La demora de enero a junio fue de 17,2 días en el caso gallego, mientras que la media de todas las autonomías subió hasta los 46,5 días. Es decir, 29,3 días más de retraso en abonar las facturas pendientes, con el consiguiente contratiempo que esto conlleva para las empresas o particulares que contraten con la administración.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios