De izquierda a derecha, Marcos, Vázquez, Feijóo y Cabanas, en la jornada sobre la PAC
De izquierda a derecha, Marcos, Vázquez, Feijóo y Cabanas, en la jornada sobre la PAC - LAVANDEIRA JR/EFE

Galicia pide mantener los fondos de la PAC más allá del año 2020

Tras el Brexit, la UE podría reducir su presupuesto para las ayudas al campo

SantiagoActualizado:

La posible reducción de los fondos que la Unión Europea destina a la agricultura preocupa en el campo gallego. En mayo se conocerá la primera propuesta de presupuesto de la Política Agraria Común (PAC) para el periodo 2021-2027. La desaparición de las aportaciones del Reino Unido tras el Brexit y un cambio de prioridades en las políticas europeas vaticinan un descenso de fondos, que tanto la Xunta como el Gobierno central quieren evitar.

«Galicia no puede permanecer callada» en un «momento decisivo» para el sector primario gallego, ha alertado esta mañana el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo durante su intervención en una jornada sobre la nueva Política Agraria Común en Santiago. En los últimos diez años las ayudas europeas han dejado en Galicia, más de 2.600 millones de euros y cada explotación recibe de media 5.800 euros anuales de los fondos comunitarios. Feijóo ha apostado por mantener una PAC «fuerte», «que mantenga su dotación presupuestaria».

El jefe del ejecutivo gallego se mostró contrario a otro de los cambios que podrían introducirse. Ante la reducción de fondos comunitarios, Europa ha propuesto que cada Estado miembro arbitre sus propias ayudas para los agricultores. Pero la Xunta y el Gobierno central lo rechazan. Para el presidente autonómico la nueva PAC debe contar con ayudas directas financiadas al «cien por cien» por fondos comunitarios. «Volver a un contexto en el que cada Estado reparta sus fondos sin contar con el resto sería dar un paso atrás y comprometería nuestra capacidad de competir a nivel internacional», ha avisado Feijóo en su intervención de apertura del encuentro.

La cofinanciación también preocupa al Ministerio. Según informa Ep, en declaraciones a los medios el secretario general de Agricultura, Carlos Cabanas, ha aseverado que España no la aceptará y será una «línea roja» en las negociaciones. El responsable de Agricultura del equipo de la ministra Tejerina ha reconocido que existe preocupación ante un posible recorte de fondos tras el Brexit. Aún así, se ha mostrado confiado en que en vez de recortes, al final «se incremente el presupuesto de tal manera que se pueda cubrir esa diferencia que deja de aportar el Reino Unido». «Hay que negociar y ahí estará el presidente del Gobierno defendiendo los intereses de la agricultura de España y de Galicia», ha apuntado Carlos Cabanas.

Actualmente, se está en la fase de inicio de negociaciones en las que España busca alianzas con países como Italia y Portugal, «los denominados los amigos de la PAC», según ha explicado el secretario general, para mantener los dos pilares de esta política (ayudas directas y desarrollo rural). La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, viajará mañana a Bruselas para «conocer de primera mano cómo avanzan los textos que se tendrán el mes que viene».

Visita del comisario

Por su parte la Xunta también realizará movimientos para intentar convencer a sus socios europeos de la importancia de la PAC en una comunidad como la gallega. Feijóo ha anunciado esta mañana que el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, visitará Galicia en los próximos meses para conocer las prioridades de sus productores de cara a la próxima PAC. Feijóo ha explicado que en esa visita Hogan conocerá de forma «exacta» lo que opinan «todos los agentes» del rural gallego, de modo que «los intereses de los agricultores y ganaderos serán escuchados».

La consejera de Castilla y León de Agricultura, Milagros Marcos, que también ha participado en la jornada, ha aseverado que los objetivos de su comunidad y los de Galicia en lo relativo a la futura PAC «coinciden». Milagros Marcos ha apostado por «sumar» y «apoyarse unos en otros para tener más fuerza a la hora de defender los intereses de la ganadería de España y de Galicia y Castilla y León».