Una pareja mayor paseando a su nieto de la mano
Una pareja mayor paseando a su nieto de la mano - MIGUEL MUÑIZ
Demografía

Galicia bajará de los 2,5 millones en 2031 si no corrige su declive

La Comunidad perdería 280.000 habitantes de cumplirse la peor de las proyecciones del Instituto Galego de Estatística

SantiagoActualizado:

Galicia perdería 280.000 habitantes y se situaría por debajo de la cifra simbólica de 2,5 millones de personas en 2031 de cumplirse el peor de los escenarios previstos por el Instituto Galego de Estatística (IGE) en su análisis de la proyección demográfica de la Comunidad, publicado ayer. En concreto, según las estimaciones más pesimistas, dentro de trece años Galicia contaría con 2,4 millones de habitantes frente a los 2,7 millones censados en la actualidad en alguna de las cuatro provincias gallegas. A esta situación se llegaría si se cumple el peor de los casos previstos por el IGE, que incluye un descenso de la fecundidad similar al registrado en la década de los 90 y una entrada de emigrantes un 10 por ciento menor con respecto a 2014. De materializarse estas tendencias, la Comunidad sufriría un descenso poblacional del 10,4% en menos de quince años.

En las conclusiones de este informe, el Instituto Galego de Estatística asegura que, tanto esta proyección como otras más optimistas, «confirman la pérdida de población que se prevé que se producirá en Galicia en los próximos años», así como su «progresivo envejecimiento», marcado por «el estrechamiento de la base de la pirámide poblacional» y por la «acumulación de efectivos en la parte alta de esta».

Supuesto optimista

En el supuesto más optimista de los presentados, se incrementaría la fecundidad gallega hasta alcanzar en 2030 la tasa prevista para España y se registraría un repunte superior al 10% en la entrada de inmigrantes en la Comunidad con respecto a los llegados en 2014. De hacerse realidad estos datos, matiza el IGE, el total de población no bajaría de los 2,5 millones de habitantes.

En todo caso, el Instituto Galego de Estatística matiza que los escenarios planteados son simples «modelos de evolución» de las variables demográficas en los próximos años. Cualquier modificación en las hipótesis de partida, concretan, implicaría cambios en los resultados obtenidos. Además, cualquier modificación que se produzca en alguna de las variables demográficas tendría repercusión en el resto de ellas.