Las exportaciones tiran de la economía en el contexto actual
Las exportaciones tiran de la economía en el contexto actual - EFE
Balance del año | Economía

Galicia se abona a la recuperación económica

El fuerte empuje del sector industrial, el mejor comportamiento de la demanda interna y las exportaciones colocan a la región entre las más dinámicas en 2015

SantiagoActualizado:

La notable aceleración de algunos indicadores, especialmente el índice de producción industrial (un 3,9% en lo que va de año), coloca a Galicia entre las autonomías más dinámicas en 2015. Asimismo, con un saldo positivo de la balanza comercial de 3.100 millones según los últimos datos disponibles a octubre, las exportaciones gallegas recuperan vigor (15.700 millones movidos en los diez primeros meses del año, con un incremento del 3,7%) y, en particular, el turismo muestra una evolución excelente en lo que va de año, a un ritmo del 11,9 por ciento; el doble que el resto de España y liderando el mapa autonómico con registros históricos.

En este escenario, en el que Galicia se abona a la recuperación con un fuerte empuje del sector industrial, un mejor comportamiento de la demanda doméstica y las ventas al exterior, las previsiones más optimistas, como las presentadas recientemente por la Fundación de las Cajas de Ahorros, apuntan a un crecimiento hasta el 3,5% del PIB al cierre del ejercicio, reduciendo considerablemente la brecha que mantiene con la media nacional. Más conservadoras son las estimaciones de crecimiento del Gobierno gallego que se mantienen en el 2%; Abanca las fija en el 2,5; y el BBVA en el 2,2%.

En cuanto a la tasa de desempleo, se sitúa en la región a finales de 2015 en el 17’7% (225.158 parados, según los datos actualizados a noviembre), cerca de cuatro décimas inferior a la cifra del año anterior. Así las cosas, la economía gallega encadena siete trimestres consecutivos de crecimiento y 23 meses con el paro interanual bajando. Además, la Comunidad mantiene a raya el déficit público (313 millones de euros al cierre de octubre) y por sexto año consecutivo cumplirá con el objetivo de estabilidad fijado en el 0,7%. La deuda registra un ligero repunte, a la vista de los datos correspondientes al tercer trimestre de 2015. Con un incremento de 79 millones de euros sitúa el global en 10.289 millones; el 18,60% del PIB regional.

En 2015 y tras años de presupuestos cayendo, por primera vez desde el inicio de la crisis, el Gobierno gallego incrementó su capacidad de gasto, estableciendo el techo en 8.436 millones de euros. En la senda de la «responsabilidad de gestión del gasto público», tal y como se destacó entonces desde la Xunta, el diseño de las cuentas autonómicas apostó por un claro refuerzo de los servicios públicos ante un escenario de «crecimiento económico».

«Hoy podemos demostrar que lo que hicimos durante estos años fue útil para Galicia, para no agravar la crisis e incluso detenerla», apuntó el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, coincidiendo con la presentación de los presupuestos de 2016. Esfuerzos que se traducen hoy en políticas «expansivas» y de «impulso social», con la mayor rebaja fiscal en un solo año de la historia de la autonomía. Unas cuentas con las que el Gobierno regional encara un «nuevo ciclo económico» basado en un «crecimiento sano» que busca que la «cada vez más sólida recuperación llegue a los hogares», en palabras de Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda. Así, en 2016 se manejarán 8.804,4 millones, con un incremento del 4,3% sobre la partida actual; 364,8 millones más. El dibujo macroeconómico es optimista y eleva hasta el 2,5% lo que crecerá la economía gallega este ejercicio. Un año en el que se crearán 18.000 empleos.