Militantes del BNG durante la «ocupación simbólica» del Pazo de Meirás el pasado mes de agosto
Militantes del BNG durante la «ocupación simbólica» del Pazo de Meirás el pasado mes de agosto - EFE

La Fundación Franco actuará contra el BNG por el «asalto ilegal» a Meirás

Reclaman para los nacionalistas «un justo castigo de acuerdo con la ley»

SantiagoActualizado:

La Fundación Francisco Franco anuncia que hará «todo lo que esté en su mano» para que los militantes del BNG que el pasado mes de agosto ocuparon el Pazo de Meirás para reclamar su devolución reciban «su justo castigo de acuerdo con la ley». A través de un comunicado, la entidad que gestiona las visitas al inmueble calificó la acción de los nacionalistas como «asalto ilegal» y lamentó que esta actuación no haya recibido la condena de una amplia mayoría de las organizaciones políticas y sociales del país. «¿Cómo es posible que en la España de la II Restauración Borbónica se haya alcanzado un grado tan elevado de falta de respeto público a la ley?», apunta la fundación en su escrito. En su opinión, tanto esta ocupación como la «sedición» del Gobierno de la Generalitat de Cataluña tras la convocatoria del referéndum del 1 de octubre «nacen de un mismo mito: pensar que la democracia debe prevalecer sobre la ley».

Tras hacerse público el comunicado de la entidad, el BNG calificó el comportamiento de la Fundación Francisco Franco como «inaudito e intolerable» y aseguró que pedirán en el Parlamento gallego la ilegalización de la organización por «apología del franquismo, terrorismo y genocidio». Además, la formación nacionalista impulsará una iniciativa para declarar a la organización y a la familia del dictador «non gratas en Galicia». «Es inaudito e intolerable que, a estas alturas sea legal», señaló el parlamentario autonómico Luis Bará, uno de los cargos del Bloque que participó en la «ocupación simbólica» al inmueble.

Por su parte, Esquerda Unida avanzó a su vez que denunciarán a la Fundación Franco ante la Fiscalía por considerar que sus afirmaciones incurren en «delitos de odio» por «negar crímenes de lesa humanidad». La líder de la formación y diputada de En Marea, Eva Solla, cree que el Ministerio público debería estudiar las acciones de esta entidad y lamentó que a día de hoy, tanto en España como en Galicia, «siga sin cumplirse la ley de memoria histórica» y persistan «homenajes a figuras franquistas» y «símbolos de la dictadura en edificios públicos».

Multa de la Xunta

Después de que este fin de semana la Xunta anunciase que impondría a la familia de Francisco Franco una sanción de 4.500 euros por incumplir el régimen de visitas del Pazo de Meirás, los grupos de la oposición coincidieron ayer en calificar esta multa como «insuficiente». Tanto PSdeG, como BNG y En Marea criticaron que la sanción no alcanza el máximo de 6.000 que permite la ley ante hechos de este tipo. No obstante, el portavoz del PP en la Cámara autonómica, Pedro Puy, rechazó valorar si la multa impuesta es «mucho o poco» y recordó que el Gobierno gallego «está aplicando la ley como a cualquier otro ciudadano, sea cual sea el apellido». «Cuando se incumple una norma, se hace un expediente administrativo que, en este caso, se ha hecho firme», manifestó Puy.

En la misma línea se pronunció el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, que apuntó que la sanción impuesta a la familia del dictador tras constatar «problemas» en la gestión de las visitas al inmueble es «acorde al marco jurídico y al procedimiento administrativo». «Ni un conselleiro ni un alcalde pueden poner multas arbitrarias en función de lo que le parezca», aclaró.