Tragedia ferroviaria en O Porriño

El freno del tren accidentado funcionaba sin problemas

Un perito confirma que no había en la vía «nada irregular» en el momento del siniestro. El tren que descarriló iba a 118 km/h en un tramo limitado a 30

Cuatro personas fallecieron en el accidente en O Porriño
Cuatro personas fallecieron en el accidente en O Porriño - EFE

La inspección del tren siniestrado en O Porriño el pasado 9 de septiembre reveló que el freno del convoy funcionaba sin problemas y que no había en el momento del accidente «nada irregular» en la vía que hubiese podido producir el fatal descarrilamiento en el que cuatro personas perdieron la vida. Según explicó uno de los peritos que participaron en el examen, las primeras pruebas no detectaron ningún fallo en el funcionamiento de la máquina. «Todo ha salido bien, dentro de los parámetros de sus especificaciones», informó uno de los ingenieros de caminos que realizaron los chequeos oportunos. De todos modos, los mismos expertos aseguraron que todavía es prematuro aventurar una tesis definitiva sobre lo que pudo ocurrir aquella mañana para que el tren se saliese de la vía. En este sentido, los peritos afirman que hubo un exceso de velocidad, pero que sigue sin conocerse si ese fue el motivo del accidente. Ahondando en esta cuestión, lo que sí parece claro es que tanto las señales luminosas como las acústicas funcionaron con normalidad y que el sistema de frenado del tren funcionaba bien, «incluso después del accidente». En el análisis del convoy realizado ayer participaron técnicos de Adif, de Renfe y también profesionales de Comboios de Portugal, que inspeccionaron con minuciosidad los vagones segundo y tercero del tren y las vías.

Con respecto a la máquina automotor que encabezaba el convoy, uno de los peritos señaló que el mal estado en el que quedó no permite demasiadas comprobaciones, pero que el material rodante está en perfecto estado como para poder ser trasladado.

Pese a las pruebas realizadas ayer, quedan pendientes otros exámenes que se llevarán a cabo con probabilidad la semana que viene. Entre las periciales pendientes queda por comprobar el recorrido de la vía y los enclavamientos, «un sistema de seguridad que hace que el tren vaya por una vía y no por la otra». El descarrilamiento del conocido como «Tren Celta» que enlaza Vigo y Oporto se produjo a las 09.25 horas de mañana a muy pocos metros de la estación de O Porriño y causó cuatro muertes, entre ellas la del maquinista, y 49 heridos. Según revelaron las cajas negras, iba a 118 km/h en un tramo limitado a 30.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios