José Luis Suárez, presidente de Copasa
José Luis Suárez, presidente de Copasa - ERNESTO AGUDO

Una filial de Copasa, primera gallega que abandona Cataluña

Pesa traslada su sede a Santiago alegando inseguridad jurídica por el «procés»

SantiagoActualizado:

Primero fueron CaixaBank y el Banco Sabadell, les siguieron Gas Natural Fenosa, Colonial, Naturhouse, Oryzon o Mediolanum, entre otros. Y ayer le tocó el turno a la primera empresa gallega, en este caso una filial de la constructora Copasa. A través de un comunicado, la compañía que preside José Luis Suárez informaba del traslado de la sede social de Pesa Medioambiente SAU, que abandona Sant Cugat del Vallés para instalarse en Santiago. No es solo la primera firma gallega que emigra, sino la primera en elegir Galicia como destino.

Según explicó Copasa en su nota, la decisión «se justifica por la situación de inseguridad jurídica, financiera y normativa abierta en Cataluña» y para garantizar «el pleno desarrollo de la actividad operativa de la empresa (...) en un marco estable y sin incertidumbres». Es el mismo argumento empleado por la práctica totalidad de las sociedades que hacen las maletas: el «procés» genera inestabilidad y agita el horizonte económico en empresas que se deben a sus accionistas y clientes.

La compañía aclara que su traslado «no implica ninguna alteración ni cambio en las condiciones o en la prestación de servicios en las diferentes líneas de negocio en las que opera la compañía tanto en Cataluña como en el resto de mercados», y la principal oficina operativa «mantendrá su actividad y su plantilla» en Sant Cugat.

Pesa Medioambiente es la filial de Copasa especializada en tecnología de diseño, construcción y operación de instalaciones relacionadas con el tratamiento integral de aguas del grupo empresarial. Su historia, iniciada en 1987, está vinculada a proyectos tan mediáticos en su día como las depuradoras de Danone España, o en los centros de producción de SEAT en Martorell y en la Zona Franca de Barcelona, según recuerda la compañía.

Entre sus obras más recientes destacan la construcción y puesta en marcha de las plantas de tratamiento de aguas residuales de Orense y de Burgos, dos de las mayores estaciones construidas en España en los últimos años, añaden en la información trasladada a los medios. Además, provee de ingeniería, suministro e instalación de equipos en plantas de tratamiento de aguas en los cuatro continentes, añaden.