Economía

FerroAtlántica invertirá 42 millones en una planta de silicio en Arteixo

La actuación lleva asociada la creación de unos 90 empleos directos y 150 indirectos

El empresario Juan Miguel Villar Mir
El empresario Juan Miguel Villar Mir - EFE/PACO CAMPOS

La multinacional Ferroglobe, líder mundial en la producción de silicio metal y de la que el Grupo Villar Mir es uno de sus mayores accionistas, centrará sus esfuerzos en la localidad coruñesa de Arteixo, concretamente en el Polígono de Sabón, donde invertirá 42 millones de euros en la construcción de una nueva fábrica de tecnología punta. La nueva planta de FerroAtlántica tendrá una capacidad de producción de 3.000 toneladas anuales de materiales de alta tecnología, silicio de alta pureza para la industria solar fotovoltaica, y ocupará una superficie de 10.000 metros cuadrados. Una operación que lleva asociada la creación de 90 puestos de trabajo directos y 150 indirectos.

La iniciativa empresarial que, según informó la compañía, cuenta con el respaldo del Ministerio de Industria y ya ha sido comunicada a la Xunta para iniciar las gestiones orientadas a su construcción y puesta en marcha, necesitará algo más de doce meses para su desarrollo. Una nueva tecnología que, indican desde FerroAtlántica, podrá atraer nuevas inversiones asociadas de alto interés, como la producción de polvos de silicio para el desarrollo de baterías o para impresión en 3D, o la producción de carbón vegetal a partir de recursos forestales autóctonos.

Desde 2006, FerroAtlántica —cuenta con 26 fábricas y nueve explotaciones mineras en diez países y cuatro continentes— desarrolla su proyecto de I+D «Ferrosolar» con el objetivo de fabricar silicio metalúrgico de grado UMG de 5N de pureza, para ser utilizado posteriormente como materia prima en la fabricación de paneles solares.

El proceso final, que permitirá la purificación del silicio grado solar, es el resultado de la colaboración con centros de investigación de Galicia, Madrid y Francia, con el apoyo de instituciones de prestigio entre las que figuran las universidades de Santiago de Compostela y de Stanford, en Estados Unidos, o el Instituto Fraunhofer, de Alemania.

Actualmente el silicio de alta pureza para la industria fotovoltaica representa más del 20 por ciento del consumo de silicio metal a nivel mundial (la industria factura más de 4.500 millones de dólares anuales), y cuenta con unas expectativas de crecimiento anual superiores a los 20 puntos porcentuales.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios