Feijóo, en el Parlamento de Galicia, en una imagen de archvo
Feijóo, en el Parlamento de Galicia, en una imagen de archvo - MIGUEL MUÑIZ

Feijóo, a Villares: «Espero que no vuelva a dictar una sentencia en Galicia»

El presidente de la Xunta propone crear una comisión de expertos universitarios para estudiar la recuperación pública de Meirás

SantiagoActualizado:

Esta vez el apoyo de Luís Villares al referéndum ilegal de Cataluña sirvió al presidente de la Xunta para introducir una nueva pulla sobre la carrera judicial del líder de En Marea: «Espero que no vuelva a dictar una sentencia en Galicia», espetó Feijóo este miércoles, en la primera ronda de preguntas al presidente del nuevo curso político.

El careo entre el rupturista y el popular estaba llamado a versar sobre las políticas contra la precariedad laboral, pero el jefe del Ejecutivo autonómico no obvió el respaldo de Villares a los planes del secesionismo, especialmente dada su condición de magistrado en excedencia del TSXG. «Como usted no acata las sentencias de los tribunales, ¿qué le parece si los gallegos no acatamos las sentencias que usted pueda llegar a dictar?», cargó Feijóo en su turno de cierre.

Villares,presente en los actos de la Diada del pasado lunes, cuestionó las medidas del Gobierno gallego destinadas a combatir la precariedad laboral. «De eso saben ustedes mucho, por eso complementaron su salarios con sobres», ironizó el portavoz de En Marea. La respuesta de Feijóo vino en forma de anuncio: el Consello de la Xunta aprobará mañana una partida de 13 millones de euros para fomentar el empleo entre personas discapacitadas. Antes, el presidente deslizó su insatisfacción por la desigualdad en el reparto de la riqueza y atacó las recetas de los rupturistas contra el paro: «Las iniciativas de En Marea se traducen en 15.000 parados más».

Una comisión para Meirás

Paro, Cataluña, y también Meirás. La recuperación del Pazo de los Franco al patrimonio autonómico ya es un asunto plenamente instalado en la agenda política. Una vez que el PSdeG propuso la creación de una comisión, compuesta por los concellos, la diputación coruñesa y la Xunta; el PPdeG hizo su propia formulación. Feijóo puso encima de la mesa la fundación de otro espacio, integrado por profesores universitarios y expertos, con el objetivo de conseguir la «adquisición gratuita» del inmueble, catalogado como Bien de Interés Cultural.

El BNG, que llevó la cuestión a la sesión de control, invitó a la Xunta al diálogo ya abierto por la Diputación de La Coruña, a propuesta de la vicepresidenta Goretti Sanmartín, de filiación nacionalista. «¿Quiere hacer una comisión de sus expertos para que digan que no hay ninguna irregularidad?», censuró Ana Pontón.

Los socialistas, por su parte, lamentó que el anteproyecto de Lei de Saúde, otro de los asuntos «calientes» del reinicio legislativo, vaya a crear una sanidad de primera y de segunda, por las diferencias entre hospitales comarcales y urbanos. «Rectifique y vuelva a la casilla de salida», reclamó Leiceaga al presidente del Gobierno autonómico, que defendió que la normativa «no disminuye un ápice» la calidad asistencial.