Entrevista Manuel Baltar | Presidente del PPde Orense

«Feijóo envía un mensaje de solvencia al votante desencantado del PSOE»

Está convencido de que su provincia volverá a ser determinante en el resultado de las autonómicas que arrancan mañana. Niega triunfalismo en el PP y vincula su futuro a su provincia

Manuel Baltar, en un momento de la charla mantenida con ABC
Manuel Baltar, en un momento de la charla mantenida con ABC - BRAIS LORENZO
JOSÉ LUIS JIMÉNEZ - @abcengalicia Orense - Actualizado: Guardado en: Galicia

Asegura llevar 45 campañas a sus espaldas, muchas de chaval, y las últimas ocho como presidente del PP orensano. Y las ha ganado todas. A partir de mañana sumará una más, con las autonómicas en las que su partido pretende revalidar la mayoría absoluta de Núñez Feijóo. Su provincia es, históricamente, un bastión popular. Quiere seguir siéndolo.

—A punto de empezar la campaña electoral. ¿Cómo lo ve?

—Bien. Somos un partido que no solo funcionamos en campaña, y por el pulso y las sensaciones de la gente en los últimos tiempos, creo que esa tercera mayoría absoluta se acerca. Va a ser una realidad. Ahora hay ganas de votar por Galicia, de votar por Feijóo y decir sí frente al no del bloqueo de España.

—¿No teme que incurran en un exceso de triunfalismo?

—No, el PP no es eso. El triunfalismo anda por otros derroteros. Nosotros somos realistas. Hemos presentado un programa diciéndole a la gente que sólo dependerá de ella que se aplique. Eso es una gran ventaja competitiva respecto al resto. Lo otro es un voto sorpresa. Puedes votar a Marea y que se aplique el programa socialista, o apoyas al candidato de Ciudadanos pero acaba siendo presidente Leiceaga. Esto es mucho peor que el bipartito. Entonces era política anti-Fraga y ahora es anti-todo.

—¿Qué papel tendrá Orense en estas elecciones?

—Determinante, como siempre. Como lo fue en 1989, con la primera presidencia de Fraga, y como ha venido siendo en 2009, 2012 y 2016. Tenemos 65 alcaldes de 92 ayuntamientos en la provincia, con juntas locales renovadas al 80% en estos tres años, equipos más que preparados para lograr lo que para algunos es ciencia ficción.

—¿El noveno diputado es posible o es una entelequia?

—El noveno, si se repartieran quince diputados, sería posible. Yo no lo descarto porque tenemos un plus, que se llama Galicia, dos legislaturas cumpliendo los objetivos de déficit, la única de régimen común en toda España. No son solo números, porque la política también es corazón. Y luego un candidato que es un valor añadido. La disyuntiva entre Feijóo o el caos es clarísima.

—¿En qué porcentaje está el noveno?

«Sería posible si se repartieran 15 escaños. Está en el 56%, y tuvimos ese resultado en 2011»

—Alrededor del 56 o el 57 por ciento, que ya lo tuvimos en las generales de noviembre de 2011. Con los resultados de todas las elecciones celebradas desde octubre de 2012, en Orense consolidaríamos los ocho escaños. El noveno es un objetivo ambicioso. Pero la mayoría absoluta le mandaría un mensaje a toda España: aquí no queremos experimentos.

—Dice que cada voto va a contar, ¿todo se fía a la movilización?

—La movilización en esta provincia históricamente ha sido siempre alta. La gente sabe que es un momento decisivo, que no hay comparativa posible entre nuestro candidato y programa y lo que se supone que puede venir de todo el batiburrillo de egos y partidos que están enfrente. Creo que habrá una movilización per se, de Galicia.

—¿No temen un cierto desencanto en la población ante el momento que atraviesa la política nacional?

—Si habrá desencanto será por parte del votante de esas formaciones tradicionales que esgrimen el «no» como actitud política y se reflejará en las urnas. Hay mucho votante socialista desencantado. A los que en 2012 votaron UPyD, o a Mario Conde, o a Compromiso por Galicia, les estamos mandando un mensaje de un presidente solvente, de una comunidad que no ha necesitado de la solidaridad del Estado para llegar a fin de mes.

—En Galicia, ¿la fórmula de estas elecciones es mucho Feijóo y poco PP?

—Yo creo que tenemos ese plus que es nuestro presidente. Son las primeras autonómicas en las que hay esa perspectiva tan de municipales de votar a la persona. Vamos a votar a Feijóo.

—El PSOE de Orense ha sido uno de los castigados por Ferraz. ¿Cree que eso puede tener consecuencias electorales?

—No lo tengo confirmado. Hay un votante socialista de militancia fiel, pero los líos internos no benefician electoralmente. En el PSOE están acostumbrados a ganar dentro para perder fuera. Son muy de montar debates de nombres y cargos, que no interesan a nadie. Pero a mí lo que ocurra en el PSOE no me interesa. Nuestro discurso no es de insultos, eso es para otros.

—En la provincia hay un actor más, Democracia Orensana. ¿Puede ejercer alguna distorsión en el resultado?

«Orense volverá a ser determinante, como siempre lo ha sido desde las autonómicas del 89»

—No lo creo. Con los votos que obtuvo en las municipales de 2015 podría optar al reparto de escaños, pero lo que se ha visto de su «acción política» ha sido más bien poco. En aquella ocasión recibió un voto como el del Brexit, que acabó como acabó y hoy muchos se arrepienten. Estas elecciones se plantean en otro nivel de seriedad.

—¿El mitin ha muerto?

—En absoluto. La gente lo pide, y es una forma de entrar en contacto con los vecinos. Lo que está claro es que nuestra razón de ser, nuestra marca característica es no limitarnos a hacer eso los quince días de campaña. En estos tres años en Orense llevamos 80 congresos locales en 92 concellos. Eso es un dinamismo orgánico importante para no perder el pulso. La campaña, en el fondo, es mensaje y reflexión. Siempre va a haber un porcentaje importante de la campaña que repetirá el esquema tradicional de mítines, cartelería...

—Si después del 25-S hay una tercera mayoría absoluta y Feijóo le llama para su gobierno, ¿qué hará Manuel Baltar?

—Quedarme en Orense, lo tengo clarísimo. Tengo muchas cosas por hacer, más fuerza hoy que ayer pero menos que mañana para seguir luchando por mi provincia. Le diría que «muchas gracias, amigo orensano, pero seguiré como colaborador leal desde el gobierno provincial».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios