Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo
Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo - EFE

Feijóo avisa de que los gallegos no harán de «tontos útiles» del secesionismo

El presidente de la Xunta acusa a los separatistas de actuar de «incendiarios de la Constitución» y cifra en 5.000 millones la factura de la independencia en Galicia

SantiagoActualizado:

Una hipotética secesión de Cataluña supondría para Galicia una merma de unos 5.000 millones de euros. El cálculo, empleado en algunas ocasiones por la Xunta para calibrar los efectos del «procés», ha resurgido esta mañana en el Parlamento, en una sesión de control en la que Alberto Núñez Feijóo ha atizado con severidad contra los separatistas, a quienes ha acusado de actuar de «incendiarios de la Constitución».

El desafío territorial ha regresado al Pazó do Hórreo, esta vez a instancias de las preguntas del BNG. Su portavoz, Ana Pontón, ha recalcado en que la Comunidad no debe quedar de «espectadora» ante mientras el Estado deja atrás su etapa «postfranquista», y ha propuesto a la Cámara la creación de una «ponencia» en la que se asuma el status de Galicia como «nación».

«No estamos en ningún régimen postfranquista. Estamos en un momento de una democracia plena. Hace cuarenta años se exiliaban los demócratas, ahora se exilian los golpistas», ha contragolpeado Feijóo, que ha advertido a la formación nacionalista que los gallegos no harán de «tontos útiles» de los independentistas. A ese respecto, el dirigente autonómico ha recalcado el compromiso de su ejecutivo contra quienes pretenden dinamitar la legalidad, en esta ocasión vinculando el problema catalán con el forestal: «Nosotros estamos en contra de quienes encienden el fuego en el monte y los que encienden fuego contra la Constitución».

Precisamente sobre la ola incendiaria, En Marea ha celebrado la apertura de una comisión parlamentaria para elaborar un pacto de país, pero ha exigido la aplicación rigurosa de la ley y el cese del director general de ordenación de montes de la Xunta, Tomás Fernández Couto . «Con los mismos políticos no se pueden hacer las mismas políticas», ha explicado un Luís Villares más comedido de lo habitual. En su respuesta, Feijóo ha expresado su confianza en que el portavoz rupturista sea proactivo: «Espero que participe para aportar en esa comisión y no para destrozarla».

Sobre políticas de empleo juvenil ha cuestionado el portavoz de los socialistas, Xoaquín Fernández Leiceaga, crítico con la falta de ejecución de los recursos autonómicos destinados a este fin. En contrpartida, el presidente autonómico ha anunciado la ampliación de un plan para impulsar la introducción de los más jóvenes en el mercado laboral.