El director xeral de la CRTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, ayer en el Parlamento
El director xeral de la CRTVG, Alfonso Sánchez Izquierdo, ayer en el Parlamento - EFE

El director de la CRTVG defiende la cobertura de la ola de incendios

La compañía trabaja en un protocolo para mejorar la información en situaciones de crisis

SantiagoActualizado:

El director xeral de la CRTVG defendió ayer la cobertura informativa que los medios públicos ofrecieron durante la ola de incendios que azotó Galicia el pasado mes de octubre. Durante una comparecencia en el Parlamento, Alfonso Sánchez-Izquierdo, destacó el trabajo de los profesionales de la Radio Galega y de la Televisión de Galicia en un contexto «muy difícil», que obligaba a combinar inmediatez y veracidad para no «dar pábulo» a los bulos que circulaban por las redes sociales. No obstante, el responsable de la CRTVG quiso hacer autocrítica y reconoció el «error» que supuso emitir una serie de entretenimiento después del Telexornal Serán del pasado domingo 15 de octubre. «Debíamos haber seguido con el telediario, pero por el camino lo corregimos, tan pronto como supimos que había víctimas mortales», explicó Sánchez-Izquierdo, que aclaró que la TVG inició un especial poco antes de las 23,00 horas que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

Para «mejorar» la respuesta de los medios públicos ante este tipo de noticias de última hora, el director xeral del ente público anunció que la compañía trabaja en la elaboración de un protocolo de «breaking news». Con todo, el responsable de la CRTVG confesó no estar «muy seguro» de que esta herramienta pueda evitar una situación de «crisis informativa» como la registrada el pasado mes de octubre. «Es muy difícil, por no decir imposible alcanzar el equilibrio entre información inmediata y rigurosa», apuntó Alfonso Sánchez-Izquierdo. Además, defendió que los datos alcanzados por la TVG y la Radio Galega en el último Estudio General de Medios (EGM) reflejan «un muy buen seguimiento» de los medios públicos por parte de los gallegos y una «proporcionalidad entre inversión y retorno social».

Críticas del BNG

La valoración del director xeral de la CRTVG no convenció a la diputada del BNG Olalla Rodil, que aseguró que durante la pasada ola de incendios ni la televisión pública ni la Radio Galega cumplieron su función de servicios públicos, mientras que otras cadenas privadas sí se encargaron de informar a los gallegos. «La TVG continuó emitiendo entretenimiento cuando había cortes en infraestructuras, desalojos y más de una docena de situaciones dos —con riesgo para los inmuebles— declaradas», reprochó la parlamentaria nacionalista.

Paralelamente, Rodil acusó a los medios públicos de trabajar por «asentar la verdad única» y el relato de la Xunta empleando en sus informaciones términos como «terrorismo incendiario» y destacando las intervenciones de miembros del Gobierno gallego. Por su parte, Sánchez-Izquierdo defendió priorizar las «fuentes oficiales» para dar una información lo más contrastada posible y criticó el modelo empleado por otras cadenas privadas, que recurrieron —señaló— a vídeos extraídos de las redes sociales sin realizar la debida labor de contraste.