Abel Caballero, en una imagen de archivo
Abel Caballero, en una imagen de archivo - EFE

Los críticos buscan armar una gestora para reconstruir el PSdeG

Las agrupaciones y los dirigentes más críticos ensayan la fórmula para «renovar la dirección y reconstruir el partido»

SantiagoActualizado:

La formación del nuevo Gobierno de la Xunta también condiciona los cambios previsibles en la gestora del PSdeG. Sin un plazo concreto, las agrupaciones y los dirigentes más críticos ensayan la fórmula para «renovar la dirección y reconstruir el partido». Varios «notables» en conversación con ABC aseguraron que «no hay que precipitarse porque hay que acertar» y apuntan que «no se trata de elegir un nuevo líder, lo harán los militantes en un congreso, sino de preparar el partido para ser la alternativa a Feijóo». También anuncian que no «puede dar una fecha concreta, hay que adaptar los tiempos para dar el paso».

De momento, según las fuentes consultadas por ABC no hay un nombre concreto. Reconocen que es difícil de elegir porque «el partido está muy dividido y todo el mundo tiene pasado, pero hay que intentarlo». En todo caso advierten de que «no se trata solo de un nombre sino del equipo que tiene que ir detrás». Y a propósito de los nombres que circulan en los mentideros como el del senador lucense Ricardo Varela o el diputado por Pontevedra, Antón Louro, desmienten que tengan un consenso suficiente «porque siempre han estado en las maniobras orgánicas y no puede ser que vuelvan a la primera línea tras tener actitudes tan ondulantes». También evitan deslizar nuevos candidatos «porque pueden desgastarse y no hay una decisión tomada sobre quien debe liderar el proceso de reorganización».

En la terna de posibles aspirantes a presidir la gestora figuran la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, el exconselleiro José Luis Méndez Romeu o la coruñesa Mar Barcón. Sin embargo se vuelve a insistir en la idea de que «deslizar nombres es quemar a los posibles aspirantes». La propuesta concreta podría conocerse «a finales de esta semana o principios de la que viene porque todavía estamos en fase de consultas».

La sensación de provisionalidad de la actual dirección también se extiende entre sus integrantes. Algunos intentan recolocarse y otros se mantienen expectantes a ver lo que sucede a falta de un calendario concreto. Incluso algunos fieles a Besteiro se reagrupan en torno a los «disidentes» para sumarse a la renovación. Fuentes del PSdeG consultadas por ABC, aseguran que «personas del entorno de Leiceaga se han puesto en contacto con la dirección de Ferraz para mostrarle su predisposición a colaborar en el tiempo nuevo que se abre en el PSdeG». Tanto Leiceaga como sus colaboradores no quieren quedarse descolgados y esto está retrasando la operación más de lo previsto, aseguran estas mismas fuentes.

Y a pesar de los movimientos entre las familias, la actual dirección permanece en silencio y sin comparecer ante la prensa. La presidenta Pilar Cancela no presenció el discurso de investidura de Núñez Feijóo y se limitó a reunirse con los diputados unas horas antes para cerrar la posición del grupo socialista. Su único pronunciamiento público en las últimas horas fue sobre la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos.