Rafael Catalá, Núñez Feijóo y Santiago Villanueva, ayer en Santiago
Rafael Catalá, Núñez Feijóo y Santiago Villanueva, ayer en Santiago - EFE
La secesión ilegal

Catalá recalca el rechazo de la UE a las «vías unilaterales»

El viejo contiente no debe dar marcha atrás «en los procesos de vinculación entre los pueblos», advierte el ministro

SantiagoActualizado:

Europa y la legalidad no se entienden la una sin la otra. Rafael Catalá insistió desde Santiago en que Bruselas nunca aceptaría un proceso independentista que se sitúa por fuera de los márgenes del Estado de Derecho. «Las vías unilaterales transgreden uno de los pilares más fundamentales de la UE, que es el imperio de la ley», alertó el ministro de Justicia, horas después de que Carles Puigdemont avanzara en su mensaje televisado que en «los próximos días» las instituciones catalanas aplicarán «el resultado» del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Catalá aprovechó el marco europeo en el que se celebraba un congreso de notarios para reivindicar que el viejo contiente no debe dar marcha atrás «en los procesos de vinculación entre los pueblos». «La seguridad jurídica es un valor», afirmó, que aporta a los países la necesaria «solidez, independencia y el correcto funcionamiento de las instituciones».

Mucho más directo fue el presidente de la Xunta, que se llevó al final de su intervención una ovación cerrada del público. Alberto Núñez Feijóo calificó al separatismo de escudarse en un «argumento torticero, el que opone la Constitución y el diálogo». En línea con su discurso en el debate del estado de la autonomía, el titular del Gobierno gallego apuntó que la Carta Magna sigue siendo el mejor instrumento para aplacar tensiones: «Hemos de reivindicar que todos hemos de cumplir lo pactado, es decir, las leyes, y dentro de ese pacto cabe la única batalla posible en democracia, que es la batalla de las ideas», ahondó.