Galicia

Cancela se apropia de las primarias para legitimar la gestora del PSdeG

Los dirigentes críticos se muestran «sorprendidos» y urgen un cambio en la dirección de la federación gallega

Pilar Cancela, ayer en la sede del PSdeG en rúa de O Pino, en Santiago
Pilar Cancela, ayer en la sede del PSdeG en rúa de O Pino, en Santiago - M. MUÑIZ

Pilar Cancela y su gestora se quedan. La presidenta de la dirección provisional del PSdeG ratificó ayer la decisión de continuar al mando de los socialistas gallegos, a pesar de la caída de Pedro Sánchez y del cese en sus funciones de la ejecutiva que designó a la actual dirección socialista. La dirigente socialista invocó «la legitimidad» del órgano que preside para convocar primarias y un posterior congreso. Y por si no quedase clara su intención, se atribuyó el refrendo indirecto de los militantes que apoyaron en primarias a Xoaquín Fernández Leiceaga: «En Galicia tuvimos hace poco unas primarias y salió una opción respaldada por la mayoría de los militantes, por lo tanto la legitimidad del candidato que salió elegido no puede ser cuestionada, y esa misma correlación de fuerzas es la que existe en este momento en el PSdeG, yo diría que incluso mayor y no incidamos más en la búsqueda de dimisiones».

Sin embargo, el argumentario de Cancela no es válido para la mayoría de los dirigentes gallegos. La contestación la encabeza el alcalde de Vigo, Abel Caballero, quien aseguró que la gestora «venía de una ejecutiva que acaba de dimitir» y, por lo tanto, «perdió su legitimidad». Además, añadió que «algunos no quisieron que hubiera un proceso de unidad en el socialismo gallego, porque están cómodos en la división, y porque así, con poquito nivel político, ocupan el espacio de la dirección. Esa es la verdad de lo que sucedió en Galicia». Tan solo unas horas después en el programa «Área Pública» de la Televisión de Galicia, la presidenta de la Diputación de Pontevedra, Carmela Silva, aseguró: «Estoy sorprendida», y enmendó a Cancela: «La gestora del PSOE fue elegida en un Comité Federal y la legitimidad la dan los militantes» frente a la dirección provisional gallega designada por una ejecutiva federal disuelta el sábado.

Pero ante la avalancha de críticas y de peticiones de dimisión, Cancela llevaba el guión preparado. Pidió en tres ocasiones «respeto» y aseguró que se había «pactado» con el presidente Javier Fernández la continuidad de las gestoras en marcha. En este sentido, anunció que solicitará una entrevista con el nuevo dirigente estatal para «abordar la hoja de ruta de Galicia».

Reproches y acusaciones

La dirigente gallega realizó una comparecencia cargada de reproches. Cancela echó la vista atrás y señaló: «Aquí se llamó a participar a todo el mundo y en algunos casos se cuestionó y debilitó esta gestora». La diputada en Cortes se refería así al nulo valor político que el alcalde vigués dio al equipo de Cancela y a la negativa de la agrupación local de la ciudad olívica para designar un representante en el órgano provisional del PSdeG.. Y como contrapunto, exhibió el respaldo de las agrupaciones provinciales que trasladaron su apoyo a Pedro Sánchez frente a las críticas explícitas de las provincias de Orense y Pontevedra.

En todo caso, los dirigentes provinciales y locales del PSdeG tienen claro que es «el momento de hablar». Desde Orense, la secretaria de Organización, María Quintas, aseguró en declaraciones a ABC que «la dirección provisional no ha hecho el más mínimo esfuerzo por la integración» y recordó que en «la confección de las listas hicieron un auténtico ajuste de cuentas saltándose la voluntad de los afiliados». También la secretaria de la agrupación local coruñesa, Mar Barcón, invitó a la dirección gestora a dejar sus puestos. La dirigente herculina recordó que dio su apoyo a Pedro Sánchez, pero añadió que en el Comité Federal del fin de semana votó contra la convocatoria de un congreso en los términos que defendía el exsecretario general, y esgrimió que «uno de los errores» del exlíder fue la toma de decisiones «de forma unilateral» y «sin contar con otras voces del partido».

Y en medio de esta batalla se sitúa el candidato socialista, Xoaquín Fernández Leiceaga. Según pudo confirmar ABC, son crecientes las voces que lo acusan de ser el «corresponsable y coejecutor de la purga en las listas» y no dudan en responsabilizarlo de «obtener el peor resultado de la historia para el PSdeG-PSOE».

La prevista decisión de Pilar Cancela de continuar al frente del aparato socialista tendrá una respuesta en los próximos días. Los críticos sitúan como interlocutor con la dirección federal al alcalde de Vigo, Abel Caballero, al ser el presidente de la Femp y en los próximos días dará cuenta de cómo está el partido en Galicia. Además, y según confirmó ABC, Caballero rechazó presidir la gestora socialista debido a la necesidad de centrarse en ordenar la federación de municipios.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios