Economía

Las auxiliares de la automoción gallega aspiran a un 60% de las piezas del K9

La estimación del Ceaga supera en 20 puntos porcentuales a los contratos logrados en anteriores vehículos

Conde junto a miembros del Ceaga, ayer en Vigo
Conde junto a miembros del Ceaga, ayer en Vigo - XUNTA
E. P. RODRÍGUEZ-SOMOZA - @abcengalicia Santiago - Actualizado: Guardado en: Galicia

La industria auxiliar gallega tiene puestas todas sus expectativas en la nueva generación de furgonetas, el bautizado como proyecto K9 en su nombre industrial, que la planta viguesa de PSA Peugeot Citroën lanzará al mercado el próximo año. A punto de cerrarse el proceso de adjudicación que, según señaló ayer el presidente del Clúster de Empresas de la Automoción (Ceaga), Luciano Martínez Covelo, «se encuentra al 95 por ciento», las firmas de componentes aspiran a hacerse con, al menos, seis de cada diez piezas. Se trata de un volumen importante si tiene en cuenta que en anteriores contratos la asignación no superaba el 40 por ciento.

De este modo, las estimaciones que maneja el Ceaga, «respecto a las posibilidades reales», y que suponen mejorar en 20 puntos porcentuales los contratos logrados con otros vehículos de la factoría, respaldan la tesis de que «la industria auxiliar en general saldrá fortalecida con el proyecto», tal y como afirmó Martínez Covelo, para confesarse «bastante satisfecho con lo que hemos logrado hasta el momento».

El presidente del Clúster, que además avanzó que la recién activada aceleradora Business Factory Auto ya tiene algún proyecto sobre la mesa que «habrá que analizar», se pronunciaba en estos términos coincidiendo con una nueva reunión de la comisión de seguimiento del «III Plan Estratégico para la Mejora Competitiva del Ceaga», cita que contó con la participación del conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, parte interesada en la que será la brújula de la industria gallega de la automoción para situarla «a la vanguardia». Cuatro son los objetivos que se persiguen con esta colaboración, según detalló el titular de la cartera autonómica: la modernización del sector a través del impulso de la industria 4.0, la mejora de los procesos de innovación, la adaptación de la formación a las necesidades reales del mercado y la apuesta por la eficiencia energética.

Es más, el desarrollo del plan implica hasta cuatro departamentos de la Consellería —el Igape, la Axencia Galega de Innovación (Gain), la Dirección Xeral de Orientación e Promoción Laboral y el Inega— y su contenido está alineado con las estrategias diseñadas por la cartera de Industria en la Agenda de Competitividad Galicia-Industria 4.0, la Estrategia de Especialización Inteligente de Galicia (RIS3), la Agenda 20 para el empleo y los planes de ahorro y eficiencia energética del Inega.

Según indicó Conde, esta tercera fase del plan del Ceaga permitirá al sector «aumentar el tamaño de las empresas de componentes y dotar a los productos de un mayor valor añadido». Asimismo, facilitará la creación de un «ecosistema abierto para las iniciativas innovadoras» y mejorara «la formación de los trabajadores para adaptarse a los retos de la industria 4.0 y la eficiencia energética». En este sentido, el conselleiro constató avances a través del Concurso de Ideas 4.0, de las unidades mixtas de investigación y de la Business Factory Auto (BFA). Esta última suma los esfuerzos de PSA, Zona Franca, y la colaboración de CTAG y Gradiant.

Una década de empleo

«Galicia debe ir por delante y estar a la vanguardia del sector —representa el 15% del PIB, el 13% del empleo industrial y el 31% de las exportaciones—», indicó Conde antes de agradecer al Ceaga el desarrollo de este plan, toda vez que está garantizada la carga de trabajo para la próxima década con la adjudicación a la factoría de PSA en Balaídos de los modelos V20 (un todocamino de proyección mundial) y de la nueva generación de furgonetas, con unas previsiones de producción de unas 200.000 unidades al año.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios