Los padres de Diana Quer acompañan los restos mortales de su hija - EFE

Los interrogantes que la autopsia de Diana Quer no ha aclarado

El primer examen demuestra que la joven fue estrangulada y que El Chicle mintió, pero no aclara si fue violada. Los agentes esperan a la reconstrucción para rellenar «lagunas» de la noche de los hechos

SantiagoActualizado:

Como estaba previsto, los resultados de la autopsia del cuerpo de Diana Quer no arrojaron datos determinantes acerca de si la joven fue o no violada. El exhaustivo análisis forense realizado en Verín sí confirmó que la madrileña murió estrangulada y que en su cuerpo no había señales de impacto, lo que anula la versión de Enrique Abuín sobre el supuesto atropello en el que se escuda desde que el día de Nochevieja reveló a los agentes el paradero de la muchacha. El único clavo ardiendo al que El Chicle puede seguir aferrado, de momento, es el de que —según insistió ante los investigadores y ante su propio abogado— no llegó a abusar de Diana porque ella forcejeaba mucho. La técnica forense no ha sido capaz de confirmar ni de desmentir este extremo, por lo que habrá que esperar a los resultados de análisis complementarios de tejidos para saber si la historia de Abuín se desmorona por completo o si el paso del tiempo le concede al autor confeso de la muerte de Diana el beneficio de la duda.

A espera de nuevo de las conclusiones de este segundo análisis, el siguiente paso a nivel policial pasa por trasladar a El Chicle hasta el punto exacto donde secuestró a Diana e iniciar desde allí una minuciosa reconstrucción de la madrugada del crimen. Para llevar a cabo esta diligencia (reclamada ya por la acusación particular) es preciso contar con el consentimiento y la colaboración del acusado, que deberá explicar, prácticamente minuto a minuto, lo que ocurrió desde que Diana se cruzó en su camino y hasta que se deshizo de ella en el pozo de la fábrica de Asados.

Registro en la fábrica

Fuentes próximas a la investigación consultadas por ABC indican que para llevar a cabo esta recreación se esperará a que la meteorología acompañe y se activará un despliegue en el que no se escatimarán medios ni humanos ni técnicos. El objetivo, aseguran, es cubrir las «lagunas» que todavía penden sobre el relato de los hechos de aquella madrugada del 22 de agosto, y que incluyen el conocer dónde tuvo lugar el crimen y dónde quemó Abuín la ropa de Diana, entre otras cuestiones.

El primer acercamiento al escenario de la tragedia tuvo lugar ayer con la inspección ocular del terreno ejecutada por agentes especializados y perros adiestrados en la búsqueda de restos biológicos.El registro se prolongó durante más de cuatro horas y estuvo trufado de enormes dificultades. Entre ellas pesan los cerca de quinientos días que separan el día del crimen del momento actual y el que la nave fue desescombrada y adecentada por una empresa de limpieza hace solo nueve meses para su salida a la venta.

De todos modos, los tres perros de la Unidad Canina desplegados a Rianxo sí llegaron a marcar algunos puntos, de los que se extrajeron diversas muestras que serán examinadas. Este registro, realizado en tres fases, también incluyó la grabación y la toma de imágenes de la antigua fábrica de gaseosa y la recogida de otra serie de efectos que pudieron guardar relación con el suceso investigado. Al hilo de esta idea, fuentes próximas al caso indicaron a ABC que entre los obstáculos que se deberán sortear están los cerca de treinta juegos de pisadas que quedaron en la nave tras el hallazgo del cadáver de la muchacha y la contaminación a la que el lugar fue expuesto durante cerca de año y medio, ya que se trata de un escondite bastante concurrido por los jóvenes de la zona para reunirse o incluso hacer «botellón».

Tras su participación en el registro de la fábrica, el abogado de los padres de Diana abordó la desimputación de la mujer de El Chicle, Rosario Rodríguez, y avanzó que «está valorando la posibilidad» de recurrir esta decisión judicial por entender que se trata de una medida «precipitada». «No es que no siente bien la decisión del juez, es que a una semana nos parece un poco precipitada esa decisión», manifestó el penalista Ricardo Pérez Lama, que también se ocupó de la acusación popular en el caso de la niña Asunta. Las palabras del letrado de los padres coincidieron en el tiempo con la despedida que la familia y el entorno más íntimo de Diana Quer le brindaron ayer a la joven en Pozuelo de Alarcón. A través de un comunicado, los progenitores de la víctima exigieron máximo respeto y agradecieron los esfuerzos y la dedicación de todos los que trabajaron en la búsqueda de su hija. También trasladaron su apoyo a las familias de otros desaparecidos.

El Chicle, en la enfermería

Con los primeros datos de la autopsia encima de la mesa del juez, el Chicle deberá decidir si regresa al despacho del instructor para, esta vez sí, dar una versión de los hechos que concuerde con las pruebas que existen en su contra. Entre tanto, y a punto de cumplirse los quince días desde su detención, Enrique Abuín permanece en el módulo de enfermería de la prisión de A Lama, a donde fue trasladado de urgencia por el miedo a que narcos a los que delató en el pasado buscasen venganza en la primera cárcel a la que fue destinado.

Rodeado de medidas de seguridad extra para evitar represalias de otros presos ante la repercusión mediática de su crimen, Abuín ocupa en solitario una celda adaptada, con una pared de cristal tras la cual hay un interno de apoyo que lo vigila, según obliga el protocolo antisuicidios. Al estar con el primer grado, El Chicle tiene restringido el contacto con otros internos.