Uno de los retenidos es un gallego que denunció su situación a través de una carta
Uno de los retenidos es un gallego que denunció su situación a través de una carta - ABC

Aplazado el juicio contra los cuatro ingenieros españoles retenidos en Emiratos Árabes

Se les retiró el pasaporte hace mes y medio por una «denuncia falsa» por allanamiento y vandalismo

SantiagoActualizado:

El juicio fijado para este miércoles contra cuatro ingenieros españoles de Intecsa --filial de ACS-- retenidos en Emiratos Árabes tras la denuncia interpuesta por una subcontrata local ha quedado aplazado hasta finales de mes, según ha informado a Europa Press un portavoz de la compañía ACS.

Además, ha precisado que se están poniendo en contacto con las familias para «invitarles a desplazarse» hasta los Emiratos Árabes y poder ver a sus allegados --dos ingenieros de Madrid, uno de La Coruña, y otro de Asturias, pero residente en Huelva-- a los que se les retiró el pasaporte hace mes y medio.

Esta medida se adoptó después de que fueran denunciados por una empresa que presta sus servicios para Intecsa. Desde ACS, que les está prestando «toda la asistencia jurídica», intentaron abonar una fianza para que se les devolvieran los pasaportes, pero sin éxito. Según la familia de Borja Fontangordo, el ingeniero asturiano residente en Huelva, tienen el pasaporte retirado después de «una denuncia falsa» por allanamiento y vandalismo hacia la empresa donde trabajan, interpuesta por una subcontrata árabe.

Entraron a coger maquinaria

En declaraciones a Europa Press, su esposa, Carolina Noceda, ha precisado que la citada subcontrata «les ha interpuesto una denuncia porque dentro de la obra hay un edificio cerrado con llave donde hay una maquinaria que, por sus características, no puede estar tanto tiempo en interior, por lo que estos ingenieros tuvieron que entrar». «Y ese ha sido el motivo de esta denuncia por allanamiento y vandalismo», ha precisado Carolina Noceda sobre la situación de su marido y sus otros tres compañeros, que siguen trabajando para su empresa, pero sin pasaportes.

«Hasta ahora, en este mes y medio, han acudido por lo menos cinco o seis veces al juzgado y siempre le ponen excusas para zanjar el asunto», ha lamentado también la esposa de Borja Fontangordo. Otro de los detenidos, es una gallego que denunció su situación a través de una carta y pidió ayuda urgente ante el trance que están atravesando.