Con los datos robados los estafadores pueden hacer reintegros en cajeros
Con los datos robados los estafadores pueden hacer reintegros en cajeros - ABC

Alertan de un rebrote en el timo del «phising» para robar datos bancarios

Policía Nacional exige a los usuarios que extremen las precauciones ante correos electrónicos en los que se solicita información bancaria

SantiagoActualizado:

Alarma por el rebrote de un timo para realizar cargos en cuenta no autorizados. Es el denominado «phising» que, aseguran fuentes policiales, está volviendo a ser denunciado de manera notable por usuarios afectados. Según señalan los agentes, este timo se inicia a través del correo electrónico, en el que la víctima recibe un correo spam procedente, en apariencia, de su entidad bancaria. «En él nos alertan de incidencias de seguridad en la política de seguridad del banco, o en su defecto de la aplicación de nuevas directivas de seguridad, solicitándonos que facilitemos o confirmemos nuestros datos bancarios, así como claves de tarjetas y de firma electrónica» ejemplifican desde la Policía.

Estos correos asemejan la presentación de las entidades genuinas y solicitan que se cumplimente un formulario. Una vez los titulares pinchan en dicho formulario para rellenarlo, se redirigen dichos datos a otra página sin que los usuarios se percaten de dicho cambio. En ese momento con los datos bancarios que se han facilitado, empiezan a realizarse reintegros en cajero contra las cuentas y a recibir cargos en las tarjetas, que no han sido autorizados por el titular de estas.

Modalidad móvil

Existe una segunda de las particularidades delictivas, la cual consiste en envíos de mensajes a dispositivos móviles, simulando ser remitidos por las entidades bancarias en los que se solicita la remisión de determinados códigos, que luego son usados para la retirada de efectivo en cajeros de sus respectivas cuentas, mediante la introducción de dichos códigos. Ante tal alarma, en ciudades como Vigo ya ha acumulado un buen número de denuncias, los expertos recuerdan que «ningún banco o entidad nos pedirá nunca dicha numeración, y mucho menos el código de seguridad que viene en la parte posterior».