Galicia

Adif entrega al juez documentos sobre análisis de riesgos tres años después del accidente de un tren Alvia

La compañía alude que omitió «por error» los más de 300 folios en que se estudia el significativo cambio de velociadad que experimentó el convoy antes de descarrilar

Peritos y técnicos que actúan en la causa judicial por el accidente ferroviario del tren Alvia, ocurrido en julio de 2013
Peritos y técnicos que actúan en la causa judicial por el accidente ferroviario del tren Alvia, ocurrido en julio de 2013 - EFE
EP Santiago De Compostela - Actualizado: Guardado en: Galicia

Adif ha presentado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago 300 folios relacionados con el análisis de riesgos y el cambio significativo de velocidad en la línea que conecta Ourense con la capital gallega, en la que descarriló un tren Alvia en julio de 2013 en el accidente más grave de la democracia española, que ocasionó la muerte a 80 personas y se saldó con más de un centenar de heridos.

Más de tres años después de este siniestro ferroviario, el administrador de infraestructuras ferroviarias admite que «en el dossier de seguridad de la LAV 082 --línea de alta velocidad-- aportado en su día se ha comprobado que se omitieron --según dice-- por error determinados documentos a los que se remiten los casos de seguridad». En concreto, entre la documentación y con fecha de entrada de este lunes 3 de octubre, se encuentran los análisis preliminares de riesgos y del desarrollo en tablas «Excel» de los «Hazard Log» --amenazas detectadas--. «Por tal razón, y considerando que se trata de documentos relevantes para el acto de ratificación de informes periciales que va a tener lugar el próximo día 5-10-2016 --este miércoles--, se acompañan los referidos documentos al presente escrito para su incorporación a la causa», destaca la Abogacía del Estado.

Y es que esta nueva información llega a los juzgados compostelanos apenas dos días antes de la declaración prevista de dos peritos, los de QBE --la aseguradora de Renfe--, y el catedrático encargado de elaborar otro informe para uno de los peritos judiciales. A mayores, Adif incluye un estudio de cambios significativos de velocidad, otro sobre criterios de declaración de una transición de velocidad como transición significativa de velocidad y una carta circular de reglamentación sobre dichos cambios y el sistema de control «Asfa».

Resolución sobre los recursos

Por otra parte, el juez Andrés Lago Louro, en las mismas diligencias con que da por presentada esta abultada documentación, determina que ya ha transcurrido el plazo para formular alegaciones a su auto del 1 de septiembre, con el que pidió a los tres peritos judiciales un nuevo informe en el plazo de tres meses sobre el análisis de riesgos en la línea.

Así las cosas, falta por resolver sobre los recursos presentados tanto por el letrado que defiende al maquinista como por las asociaciones de víctimas, que ven a estos tres expertos incapacitados para tal tarea --en estos momentos, con nueva información en sede judicial que se agrega a un sumario que ya consta de miles de folios--.

Un total de 14 documentos

En mayo de este año, la Audiencia Provincial de A Coruña ordenó reabrir la investigación, que cerró en octubre el juez Andrés Lago Louro, precisamente para tratar de esclarecer si Adif evaluó de manera correcta el peligro en la curva de A Grandeira. Ahora, el administrador de infraestructuras ferroviarias aporta hasta 14 documentos, 11 de ellos relacionados con ese examen de los riesgos en la vía.

El primero es el estudio de los cambios significativos de velocidad en tres grupos de líneas. En el primero de ellos figura transición protegida por señales en la bifurcación de A Grandeira y dictaminada, según el escrito, en julio de 2012. El segundo documento es el relativo a los criterios de declaración de una transición de velocidad como transición significativa de velocidad, y data de enero de 2014. Estos criterios se establecieron, de hecho, como consecuencia del siniestro en el compostelano barrio de Angrois y de las recomendaciones que en su momento elaboró la CIAF --comisión de investigación de accidentes ferroviarios--.

En tercer lugar, la carta circular de reglamentación informa de la creación e implantación de una nueva señalización, para «reforzar la información en vía, los avisos en cabina y el control de velocidad, en la aproximación a aquellos puntos donde se produce una reducción significativa de velocidad». A continuación se agolpan una decena de documentos, los denominados «Hazard Log», de detección de amenazas, con el registro de todo tipo de incidencias en la línea, que van desde fallos de transmisión de la información hasta problemas con las balizas. En el actual contexto, abogados de las partes personadas cuestionan que toda esta información presentada y su lectura pormenorizada hagan posible la vista que estaba convocada para este miércoles.

Aláez lo pidió en 2014

Ya en marzo de 2014, el primer instructor de la causa, Luis Aláez, demandó a Adif esta documentación, relativa al estudio de riesgos de la línea, pero también de la modificación de la instalación del sistema de control 'ERTMS' e informes de incidencias. En aquel auto, Aláez hacía esta petición tras considerar que el administrador de infraestructuras no había entregado la información correspondiente a anteriores demandas suyas, y le señalaba, además, un total de 11 documentos que debía entregar en sede judicial.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios