Imagen del matrimonio escoltado por un policía local - ABC

ValenciaUn juzgado investiga el acoso de los independentistas a un matrimonio durante el 1-O

Una mujer de 62 años está siendo investigada por los delitos de lesiones, daños, amenazas e incitación al odio

VALENCIAActualizado:

Una mujer de 62 años, miembro del colectivo «iaioflautas» , ha declarado este martes en el juzgado de Instrucción número 10 de València como investigada por unos incidentes registrados el pasado 1 de octubre en un manifestación de apoyo al referéndum catalán.

La mujer, según ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), está siendo investigada por delitos de lesiones, daños, amenazas e incitación al odio.

Según informa Efe, anteriormente habían declarado las dos personas, un matrimonio, que denunciaron haber sido acosadas, insultadas y agredidas por los participantes en la marcha y a quienes se les realizó un examen forense para evaluar sus lesiones.

El caso nace de un atestado policial y está en fase de instrucción, y la investigada se acogió a su derecho a no declarar cuando fue detenida días después de los hechos.

Este matrimonio explicó que cuando se cruzó con la manifestación sacó dos banderas de España que llevaban tras haber asistido esa mañana a una concentración contra el referéndum, y que las exhibieron hacia los asistentes a la marcha.

Según su testimonio, los hechos se produjeron frente al Ayuntamiento de València, y tras exhibir las banderas de España fueron víctimas de acoso e insultos por parte de un grupo de personas, que les siguieron durante unos 200 metros. En este trayecto, el matrimonio fue escoltado por un policía local.

Antes de entrar al juzgado, la 'iaioflauta' ha explicado que, tras sacar el matrimonio -los denunciantes- las banderas de España vio un "tumulto" y se acercó.

"Nos dijeron rojos de mierda y yo les llamé fachas; nada más, ni agredí a nadie ni les odio porque ni les conozco, así que difícilmente les puedo odiar".

La activista fue detenida diez días más tarde tras asistir a una concentración en la que se pidió la dimisión de Juan Carlos Moragues, delegado del Gobierno, por supuestos fallos en el dispositivo de seguridad durante la manifestación nacionalista de la tarde del 9 d'octubre, durante la cual se produjeron agresiones por parte de colectivos de extrema derecha.

"No es normal que con todo lo que está pasando en Valencia ahora la más peligrosa sea yo", ha lamentado esta mujer, que en su comparecencia ante el juez sólo ha respondido a las preguntas de su abogado.