Presentación del libro, con los autores y el director de la Real Academia de la Lengua (RAE) en Madrid
Presentación del libro, con los autores y el director de la Real Academia de la Lengua (RAE) en Madrid - ABC
Cultura

¿Qué conexiones secretas unían la literatura de Cervantes y Shakespeare?

La obra «Cardenio» estuvo inspirada en Don Quijote y hay otros vínculos revelados en un libro de la Universidad de Alicante avalado por la Real Academia de la Lengua

ALICANTEActualizado:

¿Qué conexiones se pueden encontrar en la literatura de Cervantes y Shakespeare, dos autores considerados en la cumbre de las letras? Ahora, los interesados pueden encontrar una obra que arrojará algo de luz, una colección de ensayos -algunos en castellano y otros en inglés- que vuelven a dar vigencia a ambos «gigantes» de la creatividad, porque «Cervantes y Shakespeare no solo fueron escritores de ayer, sino que también lo son, sobre todo, de hoy, lo que les convierte en nuestros contemporáneos». Entre otros vínculos, está el relato «Cardenia», inspirado en la primera parte de Don Quijote, o también «Curioso Impertinente», que guarda relación con obras como The Two Noble Kinsmen.

El libro «Cervantes-Shakespeare 1916-2016. Contexto, influencia y Relación», de los autores José Manuel González (editor general), José María Ferri y María del Carmen Irles (co-editores) y publicado por la Editorial Reichenberger, ha sido presentado hace unos días en un acto presidido por el director de la Real Academia de la Lengua (RAE), Darío Villanueva, y también Juan Mesa Sanz, decano de la Facultad de Filosofía y Letras, de la Universidad de Alicante y José Manuel Lucía Megías, presidente de honor de la Sociedad de Cervantistas.

«Cervantes y Shakespeare tipifican y representan un modo original y particular de escribir, de ver y entender la vida; lo que les confiere excelencia y exclusividad literaria», subraya el autor y editor principal de la obra, José Manuel González Fernández de Sevilla, catedrático de Filología Inglesa en la Universidad de Alicante y miembro del comité internacional de la World Shakespeare Bibliography, que desgranó algunos detalles más en esta entrevista para ABC.

-Esta colección de ensayos “abre nuevas vías de estudio” de estos dos gigantes de la literatura universal. ¿En qué aspectos de su obra se puede profundizar?

Hay diferentes aspectos sobre los que incide la colección; pero yo destacaría, sobre todo, cómo ambos autores través de sus creaciones supieron dar respuesta a un tiempo de cambio, convulsión y contradicción, tratando no sólo de deleitar escribiendo, sino también de dar luz concienciando y proponiendo soluciones a los nuevos interrogantes y enigmas que acuciaban al hombre ante un mundo nuevo emergente que superaba con creces toda previsión. Además ellos supieron sintonizar con lo que preocupaba e interesaba a su público y, que de alguna manera, también tiene atractivo para nosotros, lo que explicaría la actualidad de su legado literario que les convierte en figuras culturalmente significativas dentro de un mundo globalizado.

-¿Qué conexiones, similitudes o paralelismos poco conocidos han descubierto entre Shakespeare y Cervantes?

Es en la tercera parte, donde se aborda con detenimiento y profundidad la relación que se puede establecer entre los dos escritores y que se centra fundamentalmente en el Cardenio, la obra de Shakespeare escrita en colaboración con John Fletcher e inspirada en la primera parte de Don Quijote, que había sido ya traducida al inglés en 1612 por Thomas Shelton. Es la historia de Cardenio el punto de conexión literaria más palpable y definitivo que tenemos entre ellos. La historia, originariamente cervantina, fue tomada por Fletcher y Shakespeare como argumento base de una obra que llevaba por título Cardenio. Sin embargo dicha obra se perdió, teniendo sólo referencia de su registro en 1653 y de una adaptación que en 1727 hizo Lewis Theobald, titulada Double Falshood, or the Distressed Lovers, afirmando que se trataba de la obra original de Shakespeare. Pero la edición pretende ir más alla del Cardenio y buscar otros aspectos comparativos como el tono tragicómico de Don Quijote y que tiene su continuidad en las obras finales de Shakespeare. Por otro lado la historia del «Curioso Impertinente» también guarda relación con obras como The Two Noble Kinsmen.

-¿Cómo puede influir esta obra en la forma de afrontar la lectura de estos dos autores, o la revisión de sus textos con otra perspectiva?

En los ensayos de este volumen destaca la interdisciplinaridad al darse aproximaciones e interpretaciones desde distintos enfoques y utilizando diferentes metodologías. Hoy no se puede leer ni estudiar a estos escritores sino desde una perspectiva multidiscipliar para tener un conocimiento más apropiado y pertinente de la riqueza que sus respectivas obras encierran.

-¿Qué importancia tiene el contexto histórico en que ambos desarrollaron su literatura? En este libro se aporta abundante información al respecto.

Cervantes y Shakespeare fueron, antes que nada, hijos de su tiempo. Se forjaron dentro de una realidad histórica y cultural determinada que influyó y repercutió en sus vidas, y a la que supieron responder con sus obras, dada su condición de escritores. Los nuevos tiempos que aparecen en la Inglaterra isabelina y en la España de los Austrias posibilitaron una nueva forma de hacer y de escribir que se refleja en una actividad literaria sin precedentes. Se trata, pues, de una religación y de una dependencia para con el entorno histórico, cultural y literario que hizo posible la aparición de su genialidad paradigmática. Del mismo modo, pues, que es importante, remitirse al contexto histórico para comprender la obra cervantina, hay que también referirse a la realidad histórica de la época para entender la obra shakespereana en toda su dimensión y complejidad.

-Por el contacto que han podido tener con los ensayistas que han participado en este trabajo y su experiencia personal como miembro de la World Shakespeare Bibliography y otros foros especializados, ¿qué difusión y repercusión espera en el ámbito de las universidades españolas y de otros países?

Al tratarse de dos autores de su magnitud, influencia y actualidad, creo sinceramente que marcará un hito académico y editorial dentro de los departamentos universitarios, de las bibliotecas y centros de estudio tanto de habla hispana como inglesa por su variedad de temas, de intereses y de interpretaciones que posibilitarán nuevas aproximaciones a sus respectivas obras y abrirá nuevos debates que, sin lugar a dudas, activarán la presencia de su legado y harán que se realicen nuevas investigaciones en el futuro, para que podamos descubrir lo misterioso y profundo de lo humano a través de sus creaciones literarias.

-¿Cómo está considerada la Universidad de Alicante dentro de los espacios de investigación sobre Shakespeare?

Portada del libro
Portada del libro- ABC

Los estudios shakespereanos en la UA siempre han tenido una particular relevancia y significación. Desde los años 80 se han venido organizando distintos congresos, seminarios y conferencias para facilitar un mejor conocimiento de su obra a los estudiantes de distintas generaciones, estableciendo paralelismos y comparaciones entre ella y la de los autores del Siglo de Oro español, sobre todo, con la de Cervantes. Entre los profesores y estudiosos que los han impartido hay que destacar a Stephen Greenblatt, Stanley Wells, Michael Dobson, Brean Hammond, Kiernan Ryan, Ann Thompson y Barry Ife; mientras que entre directores y actores de teatro habría que citar a Greg Doran, Emilio Hernández, Eduardo Vasco, José Carlos Plaza, Eusebio Lázaro, Denis Rafter y Arturo Querejeta. Además en los años 90 se creó el grupo de investigación Shakespeare y el Siglo de Oro español que ha venido a potenciar la presencia de Shakespeare en el campus de la UA a través de publicaciones y de la organización de diferentes actos. Todo esto hace que Alicante sea hoy uno de los focos principales de estudio de la obra shakespereana en España, sobre todo en su relación con la obra cervantina.

Espero que pronto con la creación de la cátedra institucional Cervantes-Shakespeare se dé cumplida continuidad a esta actividad académica, y así Alicante se convierta en la institución madre de una red de intercambio para fomentar el estudio de estos dos escritores y de la que formarían parte las universidades de Harvard, Berkeley y la Folger Library, entre otras.