POLÉMICA

El tripartito alicantino quiere sustituir nombres de calles franquistas por mitos comunistas

El PP alegará porque el tripartito de izquierdas pretende «aprovechar la ley de Memoria Histórica» para honrar a Rosa Luxemburgo, Clara Zeltkin o Federica Montseny

La dirigente anarquista Federica Montseny, en un acto público en 1937 como ministra de Sanidad
La dirigente anarquista Federica Montseny, en un acto público en 1937 como ministra de Sanidad - ABC

Rosa Luxemburgo, Clara Zeltkin, Federica Montseny o la ex presidenta del PSOE de Alicante Angelita Rodríguez son los nombres que podrían figurar en placas de calles alicantinas. “Estamos seguros de que a muchos alicantinos no les hará ninguna ilusión vivir en una calle con el nombre de adalides del comunismo más cerril”. La voz de alerta la ha lanzado el portavoz del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Alicante, Luis Barcala, quién acusa al gobierno municipal de aplicar la ley de Memoria Histórica “con grandes dosis de sectarismo”.

Para los populares, en Alicante hay muchas más personas vinculadas con la ciudad que podrían recibir este reconocimiento, como la hermana Juana María o el torero fallecido hace unos años José Mari Manzanares. Y van a presentar alegaciones contra los cambios en 46 placas de calles.

A juicio del concejal de la oposición, resulta “increíble” la actitud del tripartito -liderado por el PSOE y apoyado en Guanyar Alacant (marca Podemos) y Compromís- la pretensión de retirar los nombres de calles de Alicante en base al artículo de la Ley 52/2007 de la Memoria Histórica “para sustituirlos por otros que no han sido consensuados con todos los grupos ni con los colectivos sociales”. De lo que interpreta que “eso es lo que entiende por participación el actual gobierno municipal de la ciudad, porque además parece no tener ningún interés en respetar el espíritu de la Transición y la Constitución de 1978, y aplicar la ley de Memoria Histórica con grandes dosis de sectarismo, lo cual nos parece muy grave”.

Barcala relata que el equipo de gobierno del alcalde socialista Gabriel Echávarri “no se ha limitado a dar a conocer el listado de calles de la ciudad que quiere modificar, sino que han ido más allá al proponer las denominaciones que, a su juicio deberían tener estas calles y plazas”, ha explicado.

Por eso, le pide “que rectifique y ponga un poco de cordura y sentido común a tanto disparate con sus socios de gobierno porque, desde luego, en el Partido Popular consideramos que de lo que no se trata es de sustituir nombres de calles que puedan estar vinculadas o no con el franquismo por otras a nombre de personas o movimientos relacionados con la más pura ortodoxia de la izquierda”.

No lo hizo en los años 80

El dirigente del grupo popular ha recordado asimismo que la izquierda “ya gobernó la ciudad durante 16 años y tuvo la oportunidad de hacer los cambios que considerase oportuno en el callejero, pero no lo hizo porque se consideró que no era cuestión de hacer una revisión de la historia dividiendo entre buenos y malos”.

Por esta razón, Barcala subraya que “no es ese el espíritu que debe imperar, y si la izquierda de esta ciudad quiere homenajear a sus mitos comunistas, que no utilice las calles de la ciudad» en este proceso de revisión de la nomenclatura, que se había organizado por consenso y con asesoramiento de especialistas de la esfera cultural, como la asociación Alicante Vivo.

“El objetivo era encontrar calles que contravinieran la Ley de la Memoria Histórica y nada más, pero en ningún caso la finalidad debería consistir en que el tripartito hiciera su callejero, como si estuvieramos ahora en la época de las dictaduras comunistas soviéticas, presentando una propuesta de nombres de calles vinculadas a mitos de la izquierda para hacer, lo que entendemos, un ajuste de cuentas”, ha declarado Barcala.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios