Vicente Ordaz - El Faro

El sentido del deber Vicente Ordaz

«Una huelga para que los niños no hagan deberes en casa. Un mensaje más para nuestros hijos en esta sociedad que al parecer se rige por el lema "Cumple con lo justo"»

Imagen del inicio del curso escolar 2016-2017 en Valencia
Imagen del inicio del curso escolar 2016-2017 en Valencia - MIKEL PONCE
- Actualizado: Guardado en: Valencia

Es lo que nos faltaba por escuchar. Una huelga para que los niños no hagan deberes en casa, de lo más grande que he conocido. La impulsan la Confederación de padres de la enseñanza pública, y se ciñe de entrada a presentar resistencia para que los niños no hagan tareas escolares en casa los fines de semana. Un paso más, un mensaje más para nuestros hijos en esta sociedad en la que nos ha tocado vivir, y que al parecer se rige por el lema “Cumple con lo justo”.

Me sitúo en mi edad escolar, generación del Naranjito, hacía los deberes que me mandaban y punto. He de reconocer que no me imagino a mis padres impulsando una huelga para que yo no llevase tareas a casa, sólo pensarlo, me da risa. No veo esa escena en la que yo cogía los lápices y el libro para irme a mi habitación a estudiar y mis padres me impedían llevar a cabo mi propósito. Más allá de nuevos sistemas de enseñanza o de innovadores procesos pedagógicos, por encima de si yo estudiaba con la cartilla de Rubio y lapices de colores y mi hijo va al colegio con un Ipad y subraya con un láser, la clave de todo está en el mensaje, el que con acciones como esta trasladamos a nuestros hijos, podemos pedirles y enseñarles a que se esfuercen o manifestarnos para que no hagan deberes, ustedes mismos.

Nuestros hijos se preparan para afrontar sus retos profesionales en una sociedad cada vez más competitiva. Lo hacen a las puertas de la enésima reforma educativa. La preocupación paternal entiendo debería ir enfocada a los contenidos que se imparten, a las horas de ingles, al nivel de exigencia, sólo desde esa premisa se crece. Si hay deberes, hay deberes, ayer, hoy y siempre.

En lo que a mi respecta mi hijo seguirá haciendo deberes en casa, entre semana, los fines de semana, las vacaciones de Navidad o las de verano, lo siento Manu pero decía Sófocles, que el éxito depende del esfuerzo y sabes una cosa, resulta que es así.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios