Política

Los senadores de Compromís no acudirán al pleno de apertura de las Cortes por la presencia del Rey

La coalición califica de «anomalía democrática» la «tutela de una Monarquía que no nos representa»

Imagen del senador Carles Mulet
Imagen del senador Carles Mulet - ROBER SOLSONA

Bajo al argumento de que «esta Monarquía no nos representa», los senadores de Compromís, Carles Mulet y Jordi Navarrete, han comunicado que este jueves no van a participar en el pleno solemne de inicio de la XII legislatura, presidido por Su Majestad el Rey Felipe VI. Sus compañeros del Congreso sí asistirán a esta ceremonia inaugural del nuevo periodo parlamentario pero sólo participarán del acto que tendrá lugar en el hemiciclo.

Para los senadores de la coalición nacionalista (que gobierna en la Comunidad Valenciana de la mano del PSPV-PSOE) «en una democracia avanzada que haya de “bendecir” el inicio de una legislatura, un jefe de estado, una persona que hereda su cargo por “Gracia Divina”, que esta por sobre de las decisiones que ese poder legislativo delibere, y que no se sea elegido por la ciudadanía ni directa ni indirectamente, es una rémora de principios políticos con los que no podemos de estar de acuerdo».

Con este desplante, Compromís ehxhibe su cariza más radical. De hecho, algunos de sus dirigentes han admitido públicamente su respaldo a las tesis independentistas.

«Los valencianos no somos españoles»

Aunque la líder de la formación y vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha tratado de desmarcarse de los postulados separatistas, cargos de la coalición han llegado a defender que «los valencianos no son españoles».

Según ha manifestado el senador territorial de Compromís, Carles Mulet, quien reclamó sin éxito la ilegalización del PP, «con el máximo respeto a las instituciones, la realidad es que Felipe VI accedió a la jefatura del Estado sin pasar por ningún proceso electoral, siendo la cabeza visible simbólica de un Estado, en el cual nadie tuvo en su día la libertada para poder escoger el modelo del jefatura; y dónde más de la mitad de la gente que vivimos ahora en este Estado Español, no hemos podido votar la carta magna en vigor, un texto legal que ha perdido buena parte del pulso de las necesidades actuales de la gente que vive en éste. Por ello, entendemos que no tiene ningún sentido un acto solemne como el de mañana, que perpetua una monarquía que no nos representa».

Toda la actualidad en portada
publicidad