Política

El segundo escalón del Gobierno también se queda sin valencianos

El PP da por hecho que Juan Carlos Moragues seguirá en su puesto salvo sorpresa

Susana Camarero y Juan Carlos Moragues, junto a la vicepresidenta del Consell Mónica Oltra en una imagen de archivo
Susana Camarero y Juan Carlos Moragues, junto a la vicepresidenta del Consell Mónica Oltra en una imagen de archivo - MIKEL PONCE

Primero fue la ausencia de ministros valencianos y ahora la de secretarios de Estado. El segundo escalón del Gobierno central, cuya composición se acabó de conocer este viernes, tampoco tendrá nombres del PPCV. El único que parecía que iba a mantenerse y cuyo relevo ha pillado por sorpresa era el de Susana Camarero, que hasta ahora se encontraba en Igualdad. Finalmente ha sido sustituida por Mario Garcés, actual subsecretario de Fomento. Tanto ella como Rubén Moreno (que estaba en Sanidad) se descuelgan y la representación baja de 2 a 0 en comparación con la anterior legislatura.

Pese a los intentos de la líder de los populares, Isabel Bonig, de transmitir a la dirección nacional de su partido la importancia de contar con representantes valencianos, los ruegos no parecen haber sido escuchados.

La dirigente trató de influir para contar con presencia en carteras como Hacienda o Fomento debido a que cualquier logro en estos departamentos reforzaría su discurso en defensa de una mejor financiación para la Comunidad Valenciana y un aumento de las inversiones en infraestructuras. Pero la visibilidad será nula a la espera de que se completen las direcciones generales, donde el PPCV aún guarda una esperanza, según comentan fuentes del partido.

Al hecho de que para estos puestos los ministros suelen escoger a personas de su confianza se une la cuestión de la corrupción. Que los populares se hayan visto salpicados por tantos casos en la Comunidad Valenciana, además de los que están siendo investigados y pueden saltar en poco tiempo, ha generado recelo en Génova. Un peligro que tratan de evitar dentro del Gobierno central.

No se ha resuelto tampoco la continuidad o no de Juan Carlos Moragues al frente de la Delegación de Gobierno. La dirección regional quiere un relevo que a día de hoy dan por hecho que no va a llegar salvo alguna sorpresa.

La voluntad de Isabel Bonig era contar con una persona de perfil político más marcado que hiciera de oposición al Consell de Ximo Puig y Mónica Oltra. Incluso algunos nombres como la diputada nacional Elena Bastidas aparecieron en las quinielas como propuesta de los populares valencianos.

Aunque este nombramiento no tiene por qué ser inmediato (este viernes se han producido los de Cataluña y Balerares), dentro del partido se decantan por que Moragues seguirá en su puesto. Además, el delegado de Gobierno mantiene su agenda con normalidad.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios