Rita Barberá Más de 2.000 personas llenan la Catedral de Valencia para rezar por Rita Barberá

Familiares, amigos y dirigentes del PP acuden a la celebración presidida por el cardenal Cañizares

Familiares y amigos de Rita Barberá, durante la misa en la Catedral de Valencia - ROBER SOLSONA

Familiares y amigos de la exalcaldesa de Valencia y senadora, Rita Barberá, así como numerosos dirigentes del PP han asistido este miércoles a la celebración en la Catedral de Valencia por "el eterno descanso" de Barberá, que ha fallecido esta mañana por un infarto.

Numeroso público ha llenado la Seo durante la misa que ha presidido el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares. Según fuentes del Arzobispado, se han congregado más de 2.000 personas --unas 1.500 sentadas y otras 500 de pie--.

Entre los asistentes se ha visto a las hermanas y sobrinos de la exalcaldesa, así como a cargos del PP como el expresidente de la Generalitat Francisco Camps; el exconseller y expresidente de las Corts Juan Cotino; y a concejales excompañeros de Rita Barberá como Alfonso Novo o Miquel Domínguez. También ha asistido Adolfo Suárez Illana, hijo del expresidente del Gobierno.

Camps ha llegado a la catedral muy emocionado y ha asegurado a los periodistas que se sentía "profundamente apenado" y que hoy había sido "un día muy duro". Asimismo, ha señalado que acudían a rezar por Rita Barberá, de la que ha alabado su labor como alcaldesa de Valencia y su trayectoria política.

El cardenal Cañizares, quien ha señalado que Barberá era una "gran cristiana", ha lamentado su muerte "inesperada" y ha destacado que "la fe le animó y le dio coraje". Asimismo, ha manifestado que "supo enjugarse las lágrimas con discreción y valentía".

Familiares y amigos de Barberá, entre ellos Francisco Camps, Adolfo Suárez Illana y Juan Cotino
Familiares y amigos de Barberá, entre ellos Francisco Camps, Adolfo Suárez Illana y Juan Cotino- ROBER SOLSONA

"Nadie es inmune al sufrimiento que padeció nuestra hermana", ha subrayado el arzobispo, quien ha añadido: "Cuánto sufrimiento provoca la traición, el rencor, el abandono, la envidia y los celos". Antonio Cañizares también ha dicho que confía en que la muerte de Barberá "dé sus frutos y provoque cambios urgentes en la sociedad española".

Al concluir la misa, los asistentes han tributado un homenaje a Rita Barberá con un largo aplauso de cerca de cinco minutos y algunos de ellos ha llegado a decir "viva Rita".

Los familiares de Rita Barberá, que se han sentado en los primeros bancos, y han pedido a los medios de comunicación cuando entraban en la Catedral que respetaran esta tarde "lo que no habéis respetado hasta ahora".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios