Política

La pugna entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón en Podemos se reproduce en la Comunidad Valenciana

El sector afín al líder nacional de la formación prepara una alternativa frente al actual secretario general

Imagen de la diputada Sandra Mínguez, afín a Pablo Iglesias
Imagen de la diputada Sandra Mínguez, afín a Pablo Iglesias - MIKEL PONCE

El secretario general de Podemos en la Comunidad Valenciana, Antonio Montiel, ya ha anunciado que optará a la reelección en el congreso que celebrará la formación morada a principios del próximo año con el argumento de que tiene «el deber» para, de esa forma, poder completar el programa con el que se presentó a las primarias internas y además ser «más ambiciosos».

El también portavoz de Podemos en las Cortes Valencianas tendrá enfrente a la diputada Sandra Mínguez, quien fue destituida por decisión personal de Montiel como secretaria de Organización por «la necesidad de abordar de forma distinta la organización territorial», y ya prepara una alternativa. Montiel está alineado con las tesis que defiende Íñigo Errejón mientras que Mínguez representa el sector más escorado a las tesis de izquierda que lidera Pablo Iglesias. Así, la pugna entre los dos sectores que se ha escenificado en las primarias de Madrid se reproducirá en la Comunidad Valenciana.

En la línea defendida por Errejón, Montiel se compromete a impulsar propuestas que ayuden a consolidar la idea de un Podemos «fuerte, con mucha más base social, más abierto, más integrados de la diferencia y más enraizado en la sociedad civil», porque este partido no busca repartir «patentes de podemistas», sino tener una masa crítica y una red social de apoyo muy tupida.

El sector de Mínguez, por su parte, aboga por otorgar mayor protagonismo a las bases y por generar un proyecto «federal» con ciertas similitudes al implantado en Cataluña. Mínguez es una de la dos valencianas en la dirección nacional de Podemos, junto a Ángela Ballester, y ocupa un escaño de diputada autonómica.

Imagen de Errejón y Montiel en un acto celebrado en Valencia
Imagen de Errejón y Montiel en un acto celebrado en Valencia- MIKEL PONCE

Podemos cuenta con doce diputados en las Cortes Valencianas. Logró trece escaños en las elecciones autonómicas, pero perdió uno después de la expulsión del partido de Covadonga Peremarch (acusada de «pucherazo» en las primarias de Alicante), que pasó al grupo de los no adscritos.

La formación morada ha sostenido al Gobierno que lideran PSPV y Compromís en el Parlamento, en virtud de del llamado «Acuerdo del Botánico». Podemos se ha planteado la posibilidad de entrar en el Ejecutivo en varias ocasiones, pero finalmente ha optado por quedar fuera y centrar sus esfuerzos en las Cortes Valencianas.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios