Los acusados del caso Emarsa, sentados al banquillo durante el juicio
Los acusados del caso Emarsa, sentados al banquillo durante el juicio - MIKEL PONCE
Tribunales

El PSPV dice que el juicio del caso Emarsa «confirma» que había una trama «más grave» en Epsar

La diputada socialista y denunciante, Carmen Martínez, indica que en esta participó la cúpula de la Entidad Pública de Saneamiento de la Generalitat con Francisco Camps como presidente del Gobierno valenciano

VALENCIAActualizado:

La diputada socialista y denunciante del caso Emarsa, Carmen Martínez, ha afirmado hoy que la investigación de la gestión de la depuradora de Pinedo (Emarsa) "ha acreditado" que había otro caso más grave en la Epsar que permitía que se multiplicara el precio de los lodos para "saquear" el erario público.

"La investigación ha acreditado que no solo había una trama en la depuradora que se enriquecía ilícitamente con regalos, traductoras rumanas, viajes, trabajadores zombis y facturas falsas, sino que había otro caso todavía más grave en la Epsar", ha comentado en un comunicado.

En esta segunda trama participó la cúpula de la Entidad Pública de Saneamiento de la Generalitat Valenciana (Epsar) en la etapa de Francisco Camps como president de la Generalitat con la participación del exvicepresidente de la Diputación de Valencia y expresidente de Emarsa, Enrique Crespo, ha indicado.

El PSPV-PSOE, que actúa como acusación popular en el caso Emarsa, se ha suscrito a las peticiones realizadas por el Ministerio Fiscal.

En la instrucción y en el juicio "se ha demostrado" que el "expolio" se había producido tanto en las arcas de la depuradora de Pinedo (Emarsa), como en las del organismo dependiente de la Generalitat (Epsar), según Martínez.

La acusación popular ya pidió la condena desde este planteamiento para algunos de los responsables, que "no sólo se valieron de sus cargos para lucrarse y beneficiar a amigos y familiares a cargo de fondos de Emarsa, sino que participaron directamente en dirigir el dinero de Epsar (por el precio del tratamiento del lodo) a manos del empresario Jorge Ignacio Roca, quien en el juicio ha reconocido su papel de 'facturero', encargado de repartir el dinero usurpado".

Sobre el exgerente de la Epsar, José Juan Morenilla, indica que fue "el ideólogo" de la trama y en este organismo se justificaba de forma "artificiosa" el precio de la unidad de lodo evacuado para aplicación agrícola, "42 euros por tonelada cuando en realidad se pagaban por el servicio 18 euros".

Carmen Martínez ha recordado que fueron los socialistas valencianos quienes denunciaron el caso Emarsa en 2010 y, posteriormente, pidieron la imputación de Morenilla y Bernácer.

La Epsar ha albergado "numerosas prácticas irregulares, algunas se han podido demostrar, otras han prescrito o se han archivado por falta de pruebas" pero nadie puede dudar, ha asegurado, que esta entidad fue "otra víctima de esa política practicada en el pasado por el PP, de considerar los recursos públicos como propios.

La también vicepresidenta primera de Les Corts y alcaldesa de Quart de Poblet ha lamentado que algunos ex altos cargos como Enrique Crespo o José Juan Morenilla "se atrevan a mentir en el juicio, nieguen todas las evidencias y encima se atrevan a descalificar a quienes hemos buscado desde el principio la verdad".

Martínez ha agradecido la labor desempeñada por el portavoz socialista en la Entidad Metropolitana de Servicios Hidráulicos, Ramón Marí.