Política

El PSOE y Ciudadanos votan junto al PP el presupuesto de la Diputación de Castellón y dejan solo a Podemos

La Corporación aprueba sus cuentas con la abstención de la formación naranja y los socialistas, a los que se suma Compromís

Imagen de Javier Moliner, en el centro, durante el pleno de la Diputación de Castellón celebrado este martes
Imagen de Javier Moliner, en el centro, durante el pleno de la Diputación de Castellón celebrado este martes - ABC

El pleno de la Diputación de Castellón ha sido escenario de una situación política con escasos precedentes en los últimos años en España. El presupuesto de la corporación provincial, que gobierna el Partido Popular con mayoría absoluta, ha aprobado los presupuestos para el próximo año con los votos a favor de los populares y la abstención de PSPV-PSOE, Ciudadanos y Compromís. Un consenso inédito del que solo ha quedado fuera el diputado de Podemos, que ha votado en contra.

El artífice de un acuerdo que la Diputación califica de «histórico» ha sido el presidente de la corporación, Javier Moliner, quien lejos de aplicar el rodillo de la mayoría absoluta «ha propiciado un consenso fruto de la sensibilidad mostrada en las múltiples reuniones que ha mantenido estas semanas con todos los grupos políticos para pactar unas cuentas que sean la hoja de ruta que mejor responda a las necesidades de toda la provincia».

El caso de Castellón abre la senda hacia acuerdos entre las formaciones constitucionalistas en toda España, en una legislatura que, conforme se ha encargado de recalcar el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, debe estar marcada por la voluntad de diálogo.

En esta línea, Javier Moliner ha recibido el «reconocimiento» por parte de PSOE, Compromís y Ciudadanos por haber favorecido en todo momento la incorporación de propuestas que ayuden a mejorar aquellas acciones y recursos encaminados a sumar valor a Castellón y a mejorar el bienestar de los ciudadanos desde la igualdad, la cohesión territorial y la defensa de los intereses de los vecinos de la provincia. Y todo ello lo ha hecho posible a pesar de la mayoría absoluta de que dispone en la Diputación, pese a lo cual ha buscado el acuerdo con todos los grupos políticos hasta el último momento.

Gracias a ello, el pleno de la Diputación de Castellón ha aprobado el presupuesto de más de 131 millones de euros para 2017 con la inédita abstención de PSOE, Compromís y Ciudadanos. Y lo ha hecho validando la política de diálogo implantada por Moliner y que ha llevado en los últimos meses al Equipo de Gobierno a reunirse con todos los grupos políticos con representación así como con los alcaldes, instituciones y colectivos para dar forma a las cuentas provinciales más participativas y consensuadas de cuantas se han aprobado en el seno de esta administración.

Según fuentes de la Diputación, Javier Moliner ha cumplido lo que prometió el día que presentó los presupuestos, de ponerlos a disposición de todos los grupos políticos para que pudieran trabajar y estudiar un documento que ya recogía de antemano las necesidades planteadas durante los últimos meses por los ayuntamientos de la provincia y que hoy se materializan en “los mejores presupuestos que la Diputación ha presentado en su historia”

En este sentido, el presidente del Gobierno Provincial ha querido hacer hincapié en que las cuentas provinciales que hoy ven la luz con la abstención de PSOE, Compromís y Ciudadanos, “son consecuencia lógica de un proceso de escucha activa que nos ha llevado a este equipo de gobierno a buscar desde hace más de un mes el mayor de los consensos con todos los grupos políticos”.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios