Imagen del embalse de Crevillente que regula el caudal del trasvase Tajo-Segura
Imagen del embalse de Crevillente que regula el caudal del trasvase Tajo-Segura - JUAN CARLOS SOLER
Déficit hídrico

El presidente de los regantes del trasvase Tajo-Segura prevé disputas con los hogares por el agua desalada

Lucas Jiménez augura para el próximo otoño, si no llueve, un escenario de escasez y problemas de abastecimiento humano para Murcia, Alicante y Almería

ALICANTEActualizado:

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (Scrats), Lucas Jiménez, augura para el próximo otoño, si no llueve, disputas por el agua desalada entre el regadío de Murcia, Alicante y Almería y el abastecimiento humano de las tres provincias porque, según él, la escasez de agua es "muy preocupante".

Jiménez, que recogió anoche el premio de honor del Foro Nueva Murcia, consideró probable que, cuando pase el verano, "nos enfrentemos a un escenario de disputa por el agua desalada por parte del abastecimiento y los regadíos", y reconoció "lógica" la preocupación que existe en el Ministerio y el sector del regadío por esa situación.

Lucas Jiménez, en el Foro Nueva Murcia
Lucas Jiménez, en el Foro Nueva Murcia- ABC

El presidente de los usuarios del trasvase dijo que el final de la presente campaña agrícola va a ser "malísimo" y el inicio de la próxima "incierto", y subrayó que no hay infraestructuras que puedan paliar la situación y que a día de hoy se depende exclusivamente de la lluvia.

Jiménez avanzó también que las exigencias de los regantes, que han pedido sin éxito una entrevista con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, van a ir "a más" porque "nacen de una necesidad".

Además, apeló a los ciudadanos a que tengan memoria dentro de dos años "cuando efectúen su voto".