Política

El PP valenciano no moverá la «línea roja» con los imputados tras la muerte de Rita Barberá

La dirección regional cree que el congreso nacional es el competente para moficiar los criterios

Imagen de archivo de Isabel Bonig y Eva Ortiz
Imagen de archivo de Isabel Bonig y Eva Ortiz - JUAN CARLOS SOLER

La coordinadora del PPCV, Eva Ortiz, ha admitido este lunes que el partido tenía que tomar decisiones "durísimas e injustas, desde la presunción de inocencia", sobre Rita Barberá que son "dificilísimas" de trasladar a los interesados, como decirle que debía abandonar este partido ante sus "cuestiones judiciales".

Sobre las "líneas rojas" del partido, la "número dos" del PPCV ha indicado que esta formación seguirá siendo coherente "con lo dicho desde el principio" (apartar a los cargos imputados sin esperar a la apertura de juicio oral) y ha remitido al comité nacional y a los congresos regional, provinciales y locales, donde "la militancia tiene voz", para debatir si hay cambios al respecto.

Ortiz ha asegurado que nadie habría entendido que las cosas se hubieran hecho de otra manera en el caso de la exalcaldesa de Valencia y senadora, fallecida el pasado miércoles en Madrid a causa de un infarto.

Ortiz, que ha comparecido ante los periodistas tras la reunión del consejo de dirección del PPCV, ha reconocido al ser preguntada por Barberá que en cuanto a las formas tienen que "reflexionar" y es "obligatorio y necesario" hacerlo.

"A lo mejor en las formas o en la falta en algún momento de diálogo, no digo que no", ha señalado Ortiz, quien ha pedido no hacer todos los días leña del árbol caído.

"Es durísimo y dolorosísimo -ha manifestado- cuando tienes que decirle a un compañero que, por cuestiones judiciales y nunca poniendo en cuestión la presunción de inocencia", abandone el partido.

Según la coordinadora del PPCV, este partido ha vivido "muchas situaciones desagradables" y había que tomar "decisiones durísimas, injustas, desde la presunción de inocencia" que son "dificilísimas" de trasladar a los interesados, pero fue una decisión de la dirección regional teniendo en cuenta conversaciones con la dirección nacional y con un mandato de las tres direcciones provinciales y "el sentir de la calle".

Ha manifestado que hay un pacto nacional del que dependía el Gobierno de España -en alusión al alcanzado con Ciudadanos- y Rajoy "tenía que elegir entre ese tipo de decisiones y otro tipo de decisiones", y "ni ustedes ni nadie habrían entendido que se hubieran hecho las cosas de otra manera".

Preguntada por las amenazas que denunció Rita Barberá antes de su muerte, Ortiz ha asegurado que expresamente no las conocía y ha señalado que siempre han contactado con Barberá para darle su apoyo en esas situaciones.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios