PLAN RENOVE DE CALDERAS

¿Pondrías en casa una calefacción con «turbo»? Se ahorra energía y hay subvención

En 773 hogares de la Comunidad Valenciana han instalado el sistema de condensación que aprovecha los gases y evitará la polución de 370 toneladas de CO2

Un usuario regula el termostato de su calefacción
Un usuario regula el termostato de su calefacción - ABC

Llega el frío y más de uno empieza a echar cálculos de cuánto le va costar tener caldeada su casa. En 773 hogares de la Comunidad Valenciana van a ahorrarse un pico en energía porque han aprovechado la subvención del Plan Renovede Calderas. ¿El requisito? Pasarse a una calefacción con «turbo»... bueno, no es exactamente como en los coches, pero se parece: se llama sistema de condensación y aprovecha los gases de la combustión.

Se han encargado de esta renovación 220 empresas instaladoras y los ciudadanos que han dado el paso han recibido un descuento de 50 euros del coste más una ayuda de 250 euros del Ivace Energía, mediante transferencia bancaria, financiado por la Conselleria de Economía Sostenible, Sectores Productivos, Comercio y Trabajo.

Entre todos estos consumidores, van a ahorrarse 1,5 millones de kilovatios, que si se calcula individualmente, para una vivienda de 100 metros cuadrados en un municipio del interior de la Comunitat puede estimarse en unos 350 euros al año.

Buenos hábitos

Aparte de con esta novedosa tecnología de alta eficiencia, «n correcto uso de la calefacción o la bomba de calor puede permitir ahorrar una cantidad nada despreciable de dinero al cabo del invierno», explican exprtos de Bosch. «El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, dependiente del Ministerio de Energía, cuenta con más de 14.000 alumnos en un aula digital en la que enseña cómo ahorrar energía en cualquier actividad cotidiana: en el trabajo, en el coche, en el hogar, con la iluminación, la calefacción o cualquier otro elemento involucrado en el proceso», explican desde esta empresa.

Muchos consejos básicos pueden parecer obvios, pero con frecuencia se olvidan, como no abrir las ventanas mientras se refrigera o caldea una estancia y mantener la temperatura estable (no encendiendo y apagando el equipo) con 21 grados en invierno, que es suficiente.

«Y también influye el mantenimiento de estos equipamientos en casa, ya que los filtros deben limpiarse periódicamente y, en el caso de bombas de calor, tener revisiones frecuentes de su carga refrigerante, imprescindible para mantener la temperatura estable», subrayan desde Bosch.

El Plan Renove de Calderas de calefacción y agua caliente actuales por otras de alta eficiencia energética estipula que utilicen como combustible gas natural o gases licuados del petróleo, que estén dotadas de una potencia entre 15-70 kW y sean de alta eficiencia energética (de condensación).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios