Valencia

La Policía Nacional levanta una media de dieciséis actas al día por menudeo de drogas en El Cabanyal

Las Administraciones se coordinan contra el tráfico de estupefacientes, los okupas y el ruido en el barrio

El delegado del Gobierno saluda al alcalde de Valencia
El delegado del Gobierno saluda al alcalde de Valencia - ROBER SOLSONA

Frente común inédito para hacer frente a las lacras que azotan a los Poblado Marítimos de Valencia. El Gobierno, el Ayuntamiento de Valencia y la Generalitat han acordado crear un comisión técnica que, de forma coordinada, incida en aumentar la seguridad en el barrio del Cabanyal y afrontar los problemas de convivencia que sufre por drogas, okupas, suciedad, ruido o falta de escolarización.

El delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues; el alcalde de Valencia, Joan Ribó; y el director general de Emergencias de la Generalitat, Jose María Ángel, han acordado hoy en una reunión la estrategia de esta comisión, que será participativa y que pretende que los vecinos del barrio "noten rápidamente" los cambios.

Para Moragues, "el barrio del Cabanyal es una prioridad para el Gobierno de España tanto en materia de seguridad como de desarrollo urbano sostenible" como demuestran la inversión de 15 millones de euros para desarrollo urbano sostenible y el aumento de efectivos policiales.

En concreto, ha asegurado que durante 2016 se ha aumentado el contingente de la Policía Nacional en el barrio en 30 agentes y se ha aumentado el número de incautaciones de menudeo de droga un 7,34 % hasta las 5.279 actas, lo que supone una media de dieciséis al día.

En declaraciones a los periodistas tras la reunión, Moragues ha incidido en que las comisiones técnicas de este tipo son habituales aunque la "gran novedad" y "particularidad" de esta es que "se ha creado ad hoc para el barrio del Cabanyal" y con carácter "abierto y participativo" con las asociaciones vecinales.

Ha incidido en que la problemática del Cabanyal "trasciende lo meramente de seguridad" y es "compleja", ya que incluye aspectos sociales, educativos, asistenciales y urbanos, por lo que la comisión tendrá "una visión multidisciplinar y transversal y un espíritu abierto" para "trasladar" a los vecinos "la implicación y compromiso de las administraciones".

Joan Ribó ha recordado que en el Cabanyal se está invirtiendo en rehabilitación y urbanismo, servicios sociales, inserción laboral o vivienda pero que hay "un cuello de botella": la seguridad y el respeto a las normas de convivencia.

Imagen del Cabanyal
Imagen del Cabanyal- MIKEL PONCE

La comisión abordará conjuntamente y de forma coordinada los problemas del barrio "para hacer respetar las normas de convivencia y que el Cabanyal sea un barrio normal", ha apuntado, y ha subrayado el compromiso de reunirse con los vecinos para que las actuaciones "sean lo más acorde posible con sus necesidades".

"A partir de ahora, se hará notar en el barrio y dejarán de tener los problemas de convivencia que están teniendo", ha apuntado para defender que el objetivo es "intensificar la seguridad para que los elementos que dificultan la vida normal en el Cabanyal se eliminen".

Entre esos problemas ha citado el menudeo de droga, el ruido hasta altas horas de la noche, los incendios que se provocan, la falta de limpieza y la suciedad o la cantidad de niños sin escolarizar, además de los okupas, un problema con una doble vertiente, social y de tribunales -para las ocupaciones ideológicas-, según el alcalde.

Ribó ha afirmado que el consistorio se ha comprometido a que haya un incremento de presencia policial "inmediato", aunque no la ha cuantificado, y ha asegurado que con ello se podrá "disuadir e intermediar" y no sería necesario un retén permanente.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios