Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional en Valencia
Imagen de archivo de dos agentes de la Policía Nacional en Valencia - ABC
Valencia

La Policía Nacional detiene a un joven por maltratar y agredir sexulamente a su exnovia

El arrestado, que ejercía un «control total» sobre la víctima, ya ha ingresado en prisión

VALENCIAActualizado:

«Ejercía un control total sobre ella». Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia a un joven de 21 años acusado de obligar a su exnovia a mantener relaciones sexuales violentas, por seguirla y controlarla, según ha informado Jefatura en un comunicado. Le controlaba las amistades, el dinero que gastaba y hasta la ropa que se tenía que poner.

El arrestado, de origen español, está acusado de los delitos de malos tratos, coacciones y agresión sexual hacia su expareja y ya ha ingresado en prisión.

La Policía abrió una investigación tras tener conocimiento de que una joven podría ser víctima de malos tratos por parte de su expareja desde que había comenzado la relación en diciembre de 2015 y que persistían hasta el momento, aun habiéndose separado en febrero de 2017.

Durante las investigaciones, los policías averiguaron el fuerte control que ejercía sobre la víctima, a la que le echaba en cara las relaciones que anteriormente había tenido, le golpeaba sistemáticamente como juego, así como le obligaba a tener relaciones sexuales con gran violencia. En ocasiones le seguía para averiguar con quien iba, siendo habitual los insultos como "puta", "guarra" y demás vejaciones.

Una vez finalizada la relación, el acusado le había amenazado con publicar en internet los videos de contenido sexual entre ellos que guardaba en su móvil si contaba algo. Por este motivo, y por el temor de que acabara con su vida, la víctima nunca había denunciado los hechos hasta la fecha.

La joven, durante la relación, al parecer, había acudido a urgencias, ya que fruto de las relaciones sexuales violentas había tenido problemas médicos. Posteriormente, una vez dejada la relación, necesitó tratamiento psicológico.

Los agentes localizaron al joven, que fue detenido como presunto autor de los delitos de agresión sexual, coacciones y violencia de género. El arrestado, sin antecedentes policiales, ha ingresado en prisión.