Imagen del detenido tomada este lunes - EFE
Sucesos

La Policía Nacional acusa al hombre que degolló a su hija en Alzira de homicidio y violencia de género

El detenido se ha negado a declarar ante los agentes, que han recabado la versión de la madre de la pequea

VALENCIAActualizado:

«Mató a su hija para hacer daño a su mujer». La Policía Nacional cree que Mihail D., el hombre de veintiocho años detenido el pasado domingo por matar a su hija de dos años en su domicilio familiar de la localidad valenciana de Alzira, degolló a la pequeña para «vengarse» de Victorita, su mujer, por el hecho de que tenía previsto separase de él. Esta es la principal línea de investigación, según admitió el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues.

El detenido se negó ayer a declarar ante la Policía Nacional, que le acusa de los delitos de homicidio, violencia de género y daños. Los agentes también tomaron declaración a su mujer. De acuerdo con la versión de una amiga de Victorita, su marido le habría llegado a amenazar con hacer daño a la niña si dcidía divorciarse. La misma fuente explicó que Mihail, un hombre de nacionalidad rumana que trabaja como recolector de naranjas, aprovechó quehttp://www.abc.es/espana/comunidad-valenciana/abci-matado-hija-parricida-alzira-degollo-pequena-saber-mujer-queria-dejar-201711131110_noticia.html su mujer había ido a denunciarle por amenazas la tarde del domingo para acabar con la vida de la hija de la pareja, que estaba en casa dormida.

Con todo, fuentes de la investigación recalcan a ABC que la mujer «nunca llegó a la comisaría», por lo que no interpuso denuncia alguna. Tampoco existían antecedentes por malos tratos en la familia, que se había establecido en Alcira hace un par de años. La tarde del domingo el propio Mihail telefoneó a su mujer para decirle que había matado a la pequeña. Posteriormente se descolgó desde un segundo piso y cayó a un coche aparcado frente al edificio en el que yacíasu hija. Allí comenzó a gritar que había acabado con su vida. Los investigadores dudan entre si trató de suicidarse o si intentaba huir. Ayer, el detenido volvió a la casa acompañado de los agentes encargados del caso para practicar nuevas diligencias antes de que pasara a disposición judicial.

Imagen de la tía de la menor fallecida
Imagen de la tía de la menor fallecida-EFE

Previamente, el Ayuntamiento de Alzira celebró una concentración de repulsa por el crimen, en la que la tía de la pequeña fallecida relató los problemas que sufría la familia. «Mi hermana está acabada, terminada», según este testimonio. «Quería venirse a vivir conmigo. Déjalo, le dije hace tiempo. Pero él le decía a ella que la quería mucho, que iba a cambiar, incluso que se mataría si lo dejaba», según explicó. Victorita trabaja en un almacén de frutas. Una de sus compañeras, identificada como Joana, explicó que su amiga no se había separado antes por problemas de índole económica y que, aunque vivía bajo el mismo techo que su marido, no hacían vida de pareja.