Pedro Sánchez, este sábado en el Parque de Cabecera de Valencia durante la Fiesta de la Rosa - EFE
Referéndum 1-O

Pedro Sánchez sobre Cataluña: «El PSOE respaldará la respuesta ante cualquier quiebra unilateral»

El líder de los socialistas afirma que su partido «estará de lado de la Constitución y de la unidad territorial»

VALENCIAActualizado:

Con una hora de retraso respecto a la previsión de la convocatoria debido a una avería del AVE, Pedro Sánchez ha llegado a Valencia para participar en la Fiesta de la Rosa que celebra el PSPV, durante la que ha pronunciado un discurso dirigido en su mayor parte a censurar la actitud de los dirigentes catalanes.

En medio del debate interno sobre el apoyo a la aplicación del artículo 155 de la Constitución por parte del Gobierno, el secretario general del PSOE ha reafirmado la posición de su partido: «Respaldaremos la respuesta ante cualquier quiebra unilateral del Estado social de Derecho de nuestro país». El líder de los socialistas ha apuntado que su formación sabe «que va a estar del lado de la democracia, de la Constitución y de la integridad territorial». Por ello, ha pedido a los militantes «calma y confianza».

Ante un auditorio de casi 2.000 personas en el Parque de Cabecera de Valencia -y en el que ha estado menos de una hora para volver a Madrid-, Sánchez ha asegurado que va a pedir hasta el último minuto «diálogo, negociación y pacto». «El PSOE lo que propone es sencillo: abrir ese espacio de diálogo donde quepa todo excepto la ilegalidad, la intransigencia y la unilateralidad», ha añadido.

El secretario general de los socialistas ha criticado a los dirigentes catalanes. «Parece que hace tiempo que se les hubiera fugado el sentido común y como consecuencia de ello ahora se están fugando las empresas, poniendo en riesgo miles de puestos de trabajo», ha señalado.

También ha advertido a los líderes independentistas que «dejen de mentir a los catalanes» y de «destrozar a Cataluña», que «abandonen el camino del secesionismo» y que «vuelvan al de la democracia».

Para Sánchez, en las últimas semanas no ha habido un avance del independentismo sino un «retroceso enorme de la calidad democrática en Cataluña» y, como consecuencia, del conjunto del país, además de un «atropello del estatuto de autonomía, de la Constitución española y de los derechos de la oposición en el Parlament».

Por este motivo, ha abogado por abrir el debate territorial y buscar un nuevo encaje de Cataluña. Así, ha destacado la petición de una comisión parlamentaria en el Congreso para evaluar y modernizar el modelo territorial y en la que defenderán la reforma constitucional.

La Comunidad Valenciana, ejemplo de diálogo

El líder del PSOE ha reflexionado sobre que el diálogo sea «una suerte de rara avis» en la política, pero, en su opinión, éste se cumple en el caso de la Comunidad Valenciana, donde Ximo Puig se puso al frente de la Generalitat «como liderazgo de un gobierno de distintas fuerzas progresistas que antepusieron los intereses, derechos y libertades de los valencianos para superar décadas de corrupción de los gobiernos del PP».

Sánchez ha reivindicado, en este sentido, la labor del jefe del Consell y le ha mostrado su apoyo en la lucha por que el Ejecutivo central «desbloquee» el debate sobre la financiación autonómica.