Política

La pancarta de la república exhibida por Joan Ribó «regatea» la ley de Banderas de 1981

El Ayuntamiento de Valencia sigue sin reglamento sobre el uso de símbolos en su balcón tras la controversia del 14 de abril

Imagen de la pancarta desplegada este lunes en el Ayuntamiento de Valencia
Imagen de la pancarta desplegada este lunes en el Ayuntamiento de Valencia - ROBER SOLSONA

El modelo de pancarta escogido por el Ayuntamiento de Valencia para conmemorar el octogésimo aniversario de la capitalidad republicana, que se cumple este lunes, permite sortear los preceptos de la ley 39/1981, de 28 de octubre, por la que se regula el uso de la bandera de España y el de otras banderas y enseñas.

La norma establece que la bandera de España deberá ondear en el exterior y ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios públicos. La ley no permite la exhibición de banderas no oficiales, ya sea en los mástiles o en cualquier otro lugar. Mientras, la Constitución establece, en su artículo 1.3, que «la forma política del Estado es la monarquía parlamentaria».

La Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana empleó estos argumentos en el requerimiento a los ayuntamientos que, como el de Valencia, exhibieron el pasado 14 de abril enseñas republicanas. En esta ocasión, el equipo de gobierno encabezado por Joan Ribó ha empleado una pancarta con el lema de «80 aniversario (1936-2016). Valencia, capital de la República», en el que ésta última palabra forma los colores de la enseña tricolor (rojo, amarillo y morado).

Fuentes de la Delegación del Gobierno admiten que, con la fórmula escogida por el Ayuntamiento, Ribó ha logrado esquivar la normativa por lo que, más allá de las discrepancias políticas, le deja sin margen de maniobra.

Fuentes del equipo de gobierno explican a ABC que «la celebración de la capitalidad de España hace ochenta años es un hecho objetivo y reseñable por su importancia tanto para la historia de la ciudad como del país». El PP, por su parte, sostiene a través de su portavoz municipal, Eusebio Monzó, que «la gran mayoría de valencianos no respalda las tesis sobre un cambio de régimen y respalda la Monarquía».

Valencia fue, entre noviembre de 1936 y octubre de 1937 capital de España, después de que el Consejo de Ministros tomara la decisión de trasladar oficialmente la capitalidad ante el «peligroso acercamiento de las tropas franquistas a Madrid».

Sin reglamento para el uso de pancartas

Tras la controversia generada el pasado 14 de abril se aprobó por unanimidad una moción para regular la instalación de pancartas en el Ayuntamiento. De esa forma, se pretendía ordenar qué tipo de mensajes y de qué asociaciones se pueden exhibir en el edificio consistorial. Siete meses después todavía no se ha plasmado negro sobre blanco el reglamento. Hasta ahora, se informaba a los portavoces municipales y éstos expresaban su opinión. El PP vetó la instalación de un mensaje contra el tratado comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea, pero en el caso de la conmemoración de la capitalidad republicana de Valencia Ribó no ha dado opción al veto.

De hecho, el alcalde primó el voto ponderado, por lo que veintitrés concejales (los del equipo de gobierno más los de Ciudadanos) están a favor de la instalación de la pancarta frente a los diez del PP, para quienes la iniciativa del alcalde busca «mostrar la historia de una forma interesada y parcial. Nosotros, en cambio, no queremos una república para nuestro país», según explica Monzó.

Joan Ribó, en cambio, nunca ha ocultado su «republicanismo», que ha llevado a la práctica en su gestión al frente de la tercera capital de España. Así, la Concejalía de Cultura editará cuatro libros sobre la efeméride republicana. Asimismo, el Ayuntamiento gastará cerca de 60.000 euros en las obras de rehabilitación del refugio antiaéreo de la Guerra Civil que hay en el patio del edificio consistorial con el objetivo de recuperar los vestigios arqueológicos y su aspecto original.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios