José Font - CUADERNOS DE NAPOLEÓN

Filosofía José Font

«El borreguismo en un bando y en el otro sigue triunfando»

Imagen de archivo de una estudiante tomada en Valencia
Imagen de archivo de una estudiante tomada en Valencia - ROBER SOLSONA
- Actualizado: Guardado en: Valencia

Hace ya unas semanas que ha empezado el curso escolar, pero reconozco que por no tener hijos o estar muy lejos de la edad académica ya, no me había percatado de la ausencia de la Filosofía en la mayoría de cursos de la Educación Secundaria y en el Bachiller de la LOMCE -la enésima ley de educación para España-. Esta reforma era para mí un conflicto distante, sin embargo días atrás, releyendo un trabajo y por otros motivos que no vienen al caso, me di cuenta de la magnitud de este crimen educativo y la importancia vital para un país que tiene la Filosofía.

Como alumno rebelde y conflictivo que fui, tuve relación con algunas asignaturas como las Matemáticas, sólo en septiembre, pero con la Filosofía y otras materias, no me ocurría lo mismo. Creo que no me perdí jamás una clase de Platón ni de Descartes en el instituto, aunque mis exámenes no fueran muy notables. Sabía que esa disciplina, la Filosofía, que en la tertulia de patio se nos antojaba innecesaria, influía de una manera sutil en un primer término y directamente después en mi cabeza, en mi estructura del mundo y en mi perspectiva histórica, algo que me ayudaría mucho tiempo después en mis trabajos, en definitiva la Filosofía nos hacía críticos e independientes.

Cercenando la Música junto a la Filosofía en la educación de nuestros jóvenes, estamos preparando una clase política, unos profesionales, unos científicos, una generación con una falta bárbara de creatividad, con una carencia insuperable de gusto artístico y con un sentido abominable de lo que es justo y de lo que no. Las redes sociales, que son las ágoras griegas de nuestro tiempo, actúan de escenario público donde podemos comprobar qué estamos construyendo en nuestra nación: mediocridad, odio, rencor y miedo.

Sé que es mucho pedir a nuestros políticos de una ideología y de otra, que se pongan de acuerdo de una vez por todas y configuren unos acuerdos básicos para dotar a España de un sistema educativo básico, eficaz y competente. Sé que es difícil porque no les interesa ni nuestra independencia, ni nuestra visión crítica. El borreguismo en un bando y en el otro sigue triunfando.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios