Guillem Bertomeu - LLETRAFERIT

No veo, no escucho, no hablo

«Mónica Oltra y Joan Ribó han escurrido el bulto sobre la financiación del Bloc»

Guillem Bertomeu
Actualizado:

Los partidos de izquierdas siempre han jugado a ser jueces y verdugos. Esa, autoimpuesta, superioridad moral de la izquierda, siempre les ha servido para dar lecciones de cómo se tiene que proceder y hacer las cosas. Eso sí, siempre y cuando no se les tenga que imponer a ellos mismos.

Ya han pasado dos semanas desde que se destapó el presunto caso de financiación ilegal del PSPV y Bloc durante las elecciones de 2007 y 2008 y todavía a día de hoy nadie ha salido a dar explicaciones, pese a que seguimos bien informados a día de hoy desde las páginas de este diario.

Mónica Oltra y Joan Ribó han escurrido el bulto comunicando que a ellos ese tema como que no les va. A Enric Morera, omnipresente secretario general del Bloc desde tiempos en blanco y negro, parece que le están buscando las cosquillas los nuevos gerifaltes nacionalistas desde dentro de su propio partido, e incluso han aprovechado para pedirle que actualice la cuota mensual que tiene que pagar al propio Bloc por el cargo que desempeña, lo que viene a llamarse el impuesto revolucionari. Es que la procesión va por dentro señores.

Imagen de Morera, Oltra y Ribó tomada en la sede de Compromís
Imagen de Morera, Oltra y Ribó tomada en la sede de Compromís-ROBER SOLSONA

Hoy mismo los portavoces de los diferentes grupos parlamentarios de les Corts estudian incluir la investigación de la financiación electoral del PSPV y el Bloc en la comisión aprobada en 2016 sobre la financiación irregular del PP de ese mismo año, que está pendiente de ponerse en marcha.

Al final todos se unen en el mismo cajón de sastre, entendiendo que si las culpas se escampan, al final nadie se ensucia mucho. Estos gobiernos del cambio, nos han enseñado, primero, que nadie da la cara cuando hay que barrer su propia casa y que, después, nos escondemos en comisiones de investigación que al final afectan a todos los partidos. Qué bonitos recuerdos cuando Oltra y Baldoví pedían a Anticorrupción la ilegalización del Partido Popular por ser una “organización criminal”….

Durante esta legislatura no he tenido el placer de frecuentar los pasillos de les Corts Valencianes, pero amigos y compañeros coinciden en indicar que la cara de los primeros espadas del Govern del Botànic ha sido de “Viernes de Dolor”. Una imagen vale más que mil palabras dicen. Otros buenos compañeros periodistas comentan que si tal forma de financiarse se dio en el PSPV y el Bloc en 2007 y 2008, ¿porque no se debió dar en 2011?. El tiempo dirá.

Al final, el tiempo pone a cada uno en su sitio y el haber hecho oposición sin más afán que la “destrucción” a toda costa del rival político, sin más proyecto que derrocar a los populares, tiene una estructura de continuidad, y de seriedad, muy endeble. Estaremos atentos a ver cómo continua este serial. De momento seguimos con la enseñanza de los tres monos japoneses del santuario de Toshogu, no veo , no escucho, no hablo.

Guillem BertomeuGuillem Bertomeu