Motor Los «gremlins» toman la fábrica de Ford en Almussafes

Empleados de la factoría insertan piezas erróneas en la línea para poner a prueba los controles y mejorar la calidad

Imagen de la fábrica de Ford en Almussafes
Imagen de la fábrica de Ford en Almussafes - EFE

Un test bautizado como «gremlin» permite garantizar que el sistema de fabricación de vehículos funciona sin errores. El fabricante estadounidense de automóviles Ford cuenta con empleados de su planta de Almussafes (Valencia) que insertan piezas equivocadas o defectuosas en la línea de montaje de los vehículos, con el fin de poner a prueba los controles de calidad del centro, según informó la empresa en un comunicado.

La firma del óvalo apunta que estas pruebas le permiten reforzar su compromiso de calidad junto con una tecnología fotográfica que comprueba y localiza las piezas de los vehículos en este centro productivo valenciano.

El sistema de visión de Ford fotografía permite localizar cada pieza y componente en cada uno de los 400.000 vehículos y 330.000 motores que se montan anualmente en su factoría valenciana, lo que sirve para validar que el sistema funciona de forma correcta.

El especialista técnico de Sistema de Visión de Motor de Valencia, Xabier Garciandia, indica que este sistema "es fundamental" para comprobar que cada pieza de cada vehículo es la correcta. "El 'test gremlin' nos permite garantizar que el sistema funciona perfectamente", añadió.

La firma del óvalo fabrica los modelos Kuga, Kuga Vignale, Mondeo, Mondeo Vignale, Galaxy, S-Max, Transit Connect y Tourneo Connect en Valencia, donde también se producen motores EcoBoost de 2.0 y 2.3 litros.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios