«La Voz de la Militancia» Pedro Sánchez reclama un congreso urgente del PSOE pero no aclara si se presentará

El ex secretario general reaparece en un acto de «reivindicación de la militancia» ante mil personas y sostiene que «el tiempo de la gestora «se ha acabado»

Imagen de Pedro Sánchez, hoy en Xirivella - ROBER SOLSONA

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez ha reclamado, en un acto celebrado esta mañana en la localidad valeciana de Xirivella ante un millar de personas, la celebración de un congreso extraordinario y primarias para elegir la nueva dirección de la formación con el argumento de que cuanto más se tarde en convocarlo «mejor le vendrá a Mariano Rajoy».

Sánchez ha reaparecido en un acto público tras su dimisión como secretario general y renunciar al acta de diputado en un acto que ha calificado «de reivindicación de la militancia» y en el que se ha dirigido a la gestora para decirle que «su tiempo se ha acabado».

Sánchez, que ha accedido a la plaza de la Concordia de Xirivella bajo los acordes de la Interacional y entre gritos de «no es no» y «presidente, presidente», no ha aclarado si liderará una candidatura para dirigir el partido.

Con todo, ha señalado que en el congreso estará «con los que defienden la autonomía del PSOE frente a los poderes económicos y junto a los que defiendan al PSOE como un partido de izquierdas que no sea subalterno del Partido Popular».

Además, respaldará la propuesta de «un PSOE federal que reconozca la realidad plurinacional de este país y que consulta y hace primarias para elegir a sus cargos».

Respecto a la división interna en el partido, Sánchez ha señalado que en el PSOE «caben tanto los que se abstuvieron como los que votaron "no" a Rajoy» y ha insistido en que la dirección política «la debe elegir democráticamente la militancia». «Hay que decirles a quienes están en Ferraz» que los socialistas quieren «votar en unas primarias y en un Congreso Federal que sirva para unir al PSOE», por lo que se ha dirigido a los miembros de la gestora para decirles que no están «para dirigir un partido sino para convocar un congreso ya».

Sánchez ha reclamado a la gestora que el grupo parlamentario socialista vote «no» al proyecto de Presupuestos Generales del Estado que presente el presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

En el acto que ha servido para la reaparición de Pedro Sánchez han participado los diputados Odón Elorza y José Luis Ábalos, así como José Antonio Pérez Tapias, quien fuera su rival en las primarias. Así mismo han asistido las diputadas que votaron «no» a la elección de Rajoy, Zaida Cantera, Sofía Hernanz y Mari Luz Martínez.

En un mensaje implícito al sector liderado por Susana Díaz, el exsecretario general ha señalado que entre los propios socialistas no hay adversarios y que «el adversario común es el PP».

Para Sánchez resulta urgente la convocatoria de un congreso porque "hay que reivindicar la unidad del partido". "Yo hago mío el legado de la acción política de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y me enorgullezco de la gestión de todos y cada uno de los alcaldes y presidentes autonómicos del PSOE", ha afirmado a colación.

Sánchez ha señalado que "todos" han "cometido errores" y ha añadido: "Yo los he cometido y pido perdón por ellos". Sin embargo, también ha asegurado que "para ganar a la derecha y unir a la izquierda hay que votar" y ha manifestado: "Hay algunos que dicen que tenemos que repensar el proyecto del PSOE, me parece bien, pero que la propuesta la haga una dirección política democráticamente elegida por la militancia".

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios