Imagen del domicilio en el que se produjo el suceso
Imagen del domicilio en el que se produjo el suceso - EFE
Sucesos

El menor de 14 años detenido por matar a su hermano llega esposado para comparecer ante la Fiscalía

La madre del agresor ha manifestado a los agentes que este se encuentra en tratamiento psicológico

ALICANTEActualizado:

El menor de 14 años detenido ayer en Alicante por matar presuntamente a su hermano, de 19, de una puñalada en el corazón ha sido trasladado esta mañana a la Fiscalía de Menores de la provincia para prestar declaración en relación con este suceso, según fuentes próximas al caso.

Este joven tiene la edad mínima (14 años) para ser considerado imputable en el ámbito penal, según la Ley del Menor, dentro de una investigación que lleva la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) de la Policía Nacional.

El adolescente ha llegado esposado y custodiado por la Policía Nacional sobre las 9.30 horas a la sede de los juzgados de Alicante y una hora más tarde aproximadamente ha sido llevado a presencia de la fiscalía de menores que instruye las diligencias.

En su declaración estarán presentes tanto su abogado como su padre, y la fiscalía baraja inicialmente solicitar su ingreso en un centro de menores de la Generalitat en régimen cerrado, según las fuentes consultadas.

El suceso se produjo ayer en torno a las 13 horas en una vivienda situada a la altura del número 37 de la calle Antares, en el transcurso de una fuerte discusión entre los dos hermanos, ambos españoles.

Al parecer, la discusión fue motivada por una nimiedad, aunque el presunto agresor y la víctima tenían malas relaciones, según fuentes cercanas al caso.

Una vecina alertó por teléfono al '091' de lo que ocurría y, al llegar al lugar la primera patrulla, los agentes de la Policía Nacional vieron salir corriendo del portal al menor de 14 años.

«Estaba harto de que me molestara»

Al ser retenido, confesó a los policías que había mantenido una discusión con su hermano y que le había clavado un cuchillo de cocina a la altura del corazón porque estaba «harto de que le molestara».

Los agentes entraron en el domicilio y allí estaba la madre de los dos menores tratando de reanimar a su hijo de 19 años, tareas a las que se sumaron los agentes, aunque el joven ya había fallecido.

El menor fue conducido ayer a la Comisaría Provincial de Alicante, pero se negó a declarar antes los agentes, y también fue trasladado a un centro sanitario, donde los médicos descartaron que presentara cualquier lesión física, siempre según fuentes conocedoras del caso.

La madre del presunto agresor y de la víctima ha manifestado a los agentes que el detenido se encuentra en tratamiento psicológico, aunque la fiscalía no dispone de ningún informe al respecto, han dicho las fuentes consultadas.