Sociedad

«Me llamo Miriam, tengo 22 años y tengo cáncer de mama»

Una chica valenciana cuenta su experiencia en varios vídeos para ayudar a las afectadas por la enfermedad

"Me llamo Miriam, tengo 22 años y tengo cáncer de mama". Es una de las confesiones que la joven valenciana recoge en el primero de cuatro vídeos con los que pretende ayudar, a través de su experiencia, a otras personas que estén pasando por la misma situación.

En este proyecto Miriam expresa sus esperanzas, miedos y deseos y explica que le diagnosticaron el cáncer de mama en agosto de 2015, a pesar de que tres años antes había detectado un bulto en el pecho y le dijeron que no era necesario quitarlo porque "no iba a ser malo".

"Siempre tenía la esperanza, porque soy súper joven, pero cuando me lo dijeron me sentó muy mal. Lloré el primer día y luego pensé: tengo dos opciones, llevarlo bien o mal, y he decidido llevarlo de manera positiva", afirma esta joven que tiene el Grado en Gestión y Administración Pública.

El pasado 10 de octubre se publicó en el canal Youtube el primer vídeo, donde Miriam expresa sus dudas sobre si cuando se rape el pelo querrá llevar pañuelo o peluca, aunque tras probarse la segunda opción confiesa que le "gusta".

Este primer vídeo ha conseguido en tres días más de 3.600 visualizaciones y Miriam ha comenzado a recibir mensajes de otras mujeres afectadas por el mismo tumor, según asegura a EFE la joven natural de Mislata (Valencia), que afirma que su única intención la publicación de esos vídeos es "ayudar".

Hoy ha salido a la luz el segundo vídeo, que empieza con Miriam entrando en el Hospital de Manises, donde recibe el tratamiento contra el cáncer de mama, y donde explica cómo se ha visto afectado su cuerpo durante los primeros días de recibir la quimioterapia.

"No es algo agradable, pero dentro de lo que cabe lo he intentado llevar lo mejor posible", afirma la joven, que señala que en la primera sesión no tuvo vómitos pero se sintió muy cansada, pero en la segunda y tercera sesión sí que le dio "por vomitar".

También reconoce que siente "un poco de asco" por la medicación que le están metiendo en el cuerpo y asegura que cuando acabe el tratamiento no comerá ningún helado tipo 'flash', que ahora le dan para ayudarle a no tener la boca seca ni con una sensación metalizada.

Además, expresa las molestias que siente cuando oye ruidos fuertes o al oler perfumes y confiesa que quiere hacerse un tatuaje con la frase "never give up" (nunca te rindas), aunque primero debe consultarlo con el oncólogo para ver si es posible.

"Estoy llevando el cáncer con mucha actitud y esto me sirve para este periodo y también para toda la vida", asegura a EFE la joven, que avanza que el tercer y cuarto vídeo saldrán antes del 19 de octubre, Día Mundial Contra el Cáncer de Mama.

Para obtener más información sobre este proyecto se puede acudir a Facebook (https://www.facebook.com/unlazorosacon22); la Web http://unlazorosacon22.com/ o a YouTube (https://www.youtube.com/channel/UC1HgnYlNOv9PAOXXr2DsxSA).

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios