CONCURSO DE ACREEDORES

Vía libre judicial a COEPA para la quita del 95% de su deuda

El presidente en funciones, Francisco Gómez, anticipa que no se presentará a la elección del cargo por la asamblea general

Gómez y Galvañ, en la rueda de prensa tras la resolución judicial
Gómez y Galvañ, en la rueda de prensa tras la resolución judicial - JUAN CARLOS SOLER

La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Provincia de Alicante (COEPA) ha conseguido el visto bueno judicial para una quita del 95 por ciento de su deuda, por lo que se abre ahora un plazo de diez días para que los afectados lo impugnen. Así lo ha autorizado el juez del concurso de acreedores.

El presidente de la organización en funciones, Francisco Gómez, ha informado este viernes en rueda de prensa de que, si no hubiera alegaciones, el juez daría el visto bueno definitivo al plan y COEPA dispondría de seis meses para pagar los 38.000 euros que quedarían de su deuda ordinaria (la cual ascendía antes de la quita a 4,1 millones de euros), de los cuales 35.000 son con la patronal autonómica CIERVAL.

Según Gómez, la reunión de la junta de acreedores mantenida esta mañana se ha celebrado "con total normalidad" y al convenio propuesto se ha unido un 90,5 por ciento de los acreedores afectados.

Elecciones en seis meses

Si todo transcurre como tienen previsto, en seis meses, COEPA podrá funcionar sin ningún tipo de intervención y podrá convocar una asamblea electoral para elegir a la nueva junta directiva, en la cual, por cierto, Gómez ha avanzado que no estará.

Con este proceso han conseguido también uno de los "objetivos principales" del concurso de acreedores, que no era otro que "salvar la responsabilidad" de los anteriores gestores administrativos de la patronal, ya que la sentencia del juez no habla en ningún caso de "negligencia", tal y como ha detallado Gómez.

En cuanto a la patronal autonómica, él mismo ha sacado pecho de las negociaciones con CIERVAL para cambiar los estatutos y la forma de funcionamiento actual por una basada en una menor dependencia de las subvenciones y una carga de personal inferior.

Queda pendiente ahora el asunto del Centro de Oficios de la patronal, propiedad inmobiliaria valorada en 4,4 millones de euros y por la que mantiene una deuda privilegiada de 3 millones de euros con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), única entidad que puede hacer efectivo el préstamo hipotecario y cobrar.

"Consideramos que, para velar por el interés público, la mejor solución es que la Generalitat se hiciese cargo del centro y lo pusiera a trabajar a pleno rendimiento", ha opinado Gómez.

De hecho, la patronal podría ofrecer el centro como dación en pago o si el IVF decidiera no ejecutar la hipoteca, podría perder su calificación de deuda privilegiada y pasar al montante de deuda ordinaria, lo que supondría acogerse a la quita del 95 por cierto.

Por lo que respecta al Ayuntamiento de Alicante, que ha reclamado derechos sobre ese centro por la cesión del suelo que realizó para su construcción, Gómez ha propuesto a las administraciones públicas municipales y autonómicas que "trabajen juntos". "¿Qué más da que el suelo sea tuyo o de Pepe Palo? Ponte de acuerdo con la Conselleria que toque y ponedlo en marcha; el centro es de la provincia de Alicante y tiene que cumplir su función", ha expuesto.

En cuanto al futuro, Gómez ha considerado que "COEPA tiene viabilidad", aunque quizá no con la misma imagen ni el mismo nombre, pues está "quemada", según ha apuntado.

Por otra parte, Gómez ha querido hacer un llamamiento a las otras patronales empresariales de Alicante, como CEPYME y FEMPA, para que dejen apartadas sus diferencias y se integren en una sola y única asociación. "Al final debe imperar el sentido común; este fue un problema de personas y lo lógico es tener una sola patronal fuerte", ha dicho.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios