Imagen de Zapatero y Pla durante un mitin celebrado en 2004
Imagen de Zapatero y Pla durante un mitin celebrado en 2004 - ROBER SOLSONA
Tribunales

Uno de los juzgados que investiga la financiación del PSPV pide el contrato del Plan E en Benidorm

el expediente se refiere a la instalación de opinómetros por 300.000 euros en la localidad alicantina

VALENCIAActualizado:

El juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm, que investiga la presunta financiación ilegal del PSPV y el Bloc, ha reclamado al Ayuntamiento el expediente completo de contratación de los opinómetros, un servicio para recabar la opinión de los ciudadanos sobre la gestión municipal que fue adjudicado en 2010 enmarcado en el Plan E del Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero, quien este miércoles dictará una conferencia en Valencia en la que se presentado por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

Este juzgado es uno de los que investiga la presunta financiación irregular del PSOE en las campañas electorales de 2007 y 2011 y la petición de esta documentación se incluye dentro de las diligencias previas que ha iniciado el juzgado por este caso.

La notificación, a la que ha tenido acceso Efe, llegó al ayuntamiento hace una semana y daba al consistorio un plazo de diez días para la remisión de todo el expediente.

Conforme informó ABC, aquel contrato fue adjudicado a la empresa Opino Media SL, de la que era socio Alberto Gomar, que también figuraba en Crespo Gomar SL y que es una de las firmas investigadas dentro de la supuesta trama de financiación irregular del partido.

La agencia de comunicación Crespo Gomar se había encargado de la campaña electoral de Agustín Navarro en 2007, aunque no llegó a terminarla.

En Opino Media también constaba como socio José Ramón Tíller, un asesor del expresidente Joan Lerma y responsable de algunas campañas del PSOE en la Comunitat.

Esta empresa, Opino Media S.L., percibió cerca de 300.000 euros del Plan E por instalar un total de 19 opinómetros en Benidorm, que poco después se dedicaron a otras funciones debido al elevado coste de su mantenimiento.

La época de los hechos que se investigan está marcada por el control en el PSOE de Benidorm del conocido como «clan Pajín» –la familia de la exministra de Sanidad–. Uno de los episodios más polémicos fue cuando su madre, Maite Iraola, pactó con un tránsfuga del PP para expulsar a los populares de la alcaldía y aupar al socialista Agustín Navarro en 2009. En ese momento, Leire Pajín era número tres del PSOE y tuvo que acabar acordando con su progenitora que se diera de baja del partido para no expulsarla. Pajín renunció en 2012 a su acta de diputada para ser asesora en las Naciones Unidas. Luego volvió a España como directiva del Instituto de Salud Global.