Tribunales

El juez cita a la familia de Víctor Barrio y al hombre que celebró su muerte a un acto de conciliación

La vista del viernes es el trámite previo a la presentación de una querella por injurias; los herederos del diestro reclaman una indemnización

Imagen de los comentarios objeto de la denuncia
Imagen de los comentarios objeto de la denuncia - ABC

La familia de Víctor Barrio, el torero que falleció al ser corneado el pasado 9 de julio en la plaza de Teruel, se verá las caras este viernes con Vicent Belenguer, el hombre que publicó un mensaje en el que se alegraba del fallecimiento del diestro a través de una red social. El juzgado de instrucción número 3 de la localidad valenciana de Paterna (lugar de residencia del denunciado) ha fijado para este viernes el acto de conciliación entre las partes instado por la familia del torero contra la persona que vertió «supuestas injurias en Facebook». Un trámite previo a la presentación de una querella, previsto por la ley para los delitos de honor.

Según ha podido saber ABC de fuentes jurídicas, la familia de Barrio reclama una indemnización a Belenguer, quien escribió en las redes que «me alegro mucho de su muerte. Lo único que lamento es que de la misma cornada no hayan muerto los hijos de puta que lo engendraron y toda su parentela». Luego, el hombre, que se presenta como maestro pero no trabaja en ningún centro público ni concertado, argumentó que le habían hackeado la cuenta.

La denuncia de los familiares de Barrio es posterior a la que presentó ante la Policía Nacional de Paterna el abogado castellonense Vicente Balaguer y que fue sobreseida el pasado 5 de septiembre por la magistrada del juzgado de instrucción número dos de la localidad.

En el auto que establece el archivo la magistrada explica que los delitos denunciados de injurias o vejación injusta grave «solo pueden ser perseguidos por el ofendido o por sus herederos», por lo que fija el sobreseimiento provisional de la denuncia «en tanto no se interponga por los herederos del fallecido la correspondiente querella o denuncia, como requisito de procedibilidad».La instructora no comparte el criterio del denunciante en cuanto al segundo delito denunciado, el de incitación al odio, por entender que lo escrito por el denunciado no exhorta a la población «a cometer actos de odio o violencia contra un colectivo».

El letrado que presentó la denuncia ha anunciado que presentará un recurso ante la Audiencia Provincial de Valencia. Mientras, la magistrada abre y cierra la causa en tanto que no se interponga querella por los herederos de Barrio. Una circunstancia que ya se ha producido en otro juzgado.

El devenir de este caso se solapa con las acciones legales presentadas por la Fundación del Toro de Lidia y la familia de Adrián, el niño de ocho años enfermo de cáncer que sueña con ser torero, por los mensajes en las redes sociales en los se desea la muerte del menor.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios